Consideras Que El Diagnostico Que Plantea Bolivar Sobre El Peru Es Exacto

Consideras Que El Diagnostico Que Plantea Bolivar Sobre El Peru Es Exacto

¿Qué fue lo más importante que hizo Simón Bolívar en el Perú?

Biografía – Bolívar nació el 24 de julio de 1783 en Caracas en la provincia y ciudad de Caracas Capitanía General de Venezuela (hoy República Bolivariana de Venezuela ). Fue el cuarto hijo del matrimonio entre María de la Concepción Palacios y Blanco y Juan Vicente Bolívar y Ponte,

  1. Nació en el seno de una rica familia criolla y como era habitual en los herederos de familias de clase alta en su época, fue enviado a educarse en el extranjero a una edad temprana.
  2. Llegó a España cuando tenía 16 años.
  3. A sus 19 años en Madrid, en la iglesia de San José, ​ ​ contrae nupcias con María Teresa del Toro, y retorna a Venezuela con su esposa, la cual enferma y fallece en 1803, sumiendo a Bolívar en una profunda depresión y llevándolo a jurar que más nunca se casaría.

En ese momento decide volver a España, y luego iría a Francia, donde se reencontró con su maestro Simón Rodríguez, quien encauza el sufrimiento de Bolívar hacia el ideal de liberar a su patria. En París presenció la coronación de Napoleón Bonaparte,

Mientras estuvo en Europa, conoció las ideas de la Ilustración, lo que unido a la influencia de Simón Rodríguez, motivó a que jurara liberar a la América del Sur colonial del dominio de los españoles. Ello quedó expresado en su Juramento del Monte Sacro : «.no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español».

Aprovechando el desorden en España provocado por la Guerra de la Independencia, Bolívar inició su actividades por la independencia desde 1808 y se unió a la Sociedad Patriótica de Caracas que surgió a raíz de los hechos del 19 de abril de 1810 y donde pronunció su primer discurso a favor de la emancipación: «acaso 300 años de dominio no bastan.pongamos la piedra fundamental de la libertad suramericana, vacilar es perdernos.».

  • Participó como importante observador en la Declaración de Independencia de Venezuela en 1811, sin embargo la República no logró sostenerse debido a las revueltas fomentada por el realista Domingo Monteverde que invade por la provincia de Coro y el terremoto que devastó Caracas.
  • Tras la caída de la 1.ª.

República en manos realistas, Bolívar viaja a Cartagena de Indias en busca de apoyo y donde escribe el « Manifiesto de Cartagena ». Allí recibe ayuda de Camilo Torres, gobernante de las Provincias Unidas de Nueva Granada, donde le dan el mando de un ejército de neogranadinos y venezolanos, que bajo su liderazgo vencen a los realistas en Mompox y Ocaña y desde Cúcuta inició la « Campaña Admirable » en 1813, para recuperar la independencia de Venezuela, logrando en dos meses llegar a Trujillo, donde pública el decreto de Guerra a Muerte para enfrentar los desmanes cometidos por los realistas dirigidos por Domingo Monteverde, y en tan solo unos meses más, vence a Monteverde que derrotado logra huir a las Antillas.

Bolívar llega triunfante a Caracas y recibió el título de Libertador, como también lo había recibido en Mérida.Sin embargo, la falta de unión de los patriotas y los levantamientos sociales armados dirigidos por José Tomas Boves en 1814, convirtió el conflicto en una guerra civil y lo mismo ocurriría entre Cundinamarca y las Provincias Unidas de Nueva Granada, que con la llegada de la flota expedicionaria armada del «pacificador» Pablo Morillo a Cartagena en 1815, facilitó su caída nuevamente en manos del imperio español.

Estos hechos y la cercanía de Boves a Caracas, provocaron la devastadora Emigración a Oriente de la población, y Bolívar viaja a Jamaica en búsqueda de apoyo económico de los ingleses, como armas y municiones para la lucha emancipadora, allí escribió la « Carta de Jamaica », viaja a la república independiente de Haití donde recibió ayuda del gobierno de Petion y realiza la expedición de los Cayos en 1816, con importantes victorias navales en el Mar Caribe, en las costas de Margarita y en el Orinoco sobre las flotas españolas.

Ya en tierra firme, pública el Manifiesto de Carúpano con la intención de dar libertad a los esclavos, conformó junto a excelsos juristas como Juan Germán Roscio y Francisco Antonio Zea en la provincia de Guayana, el Congreso de Angostura de 1819 donde expreso en su discuso : «el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad polìtica», En Angostura se sentaron las bases para la gran Colombia y se inició la campaña militar para liberar Nueva Granada, que se consolidó con la victoria en la batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819.

al atravesar el páramo de Pisba y sorprender y vencer en la batalla del puente de Boyacá a las fuerzas realistas, expulsando al virrey de la Nueva Granada e independizando Cundinamarca y las Provincias Unidas de Nueva Granada. Se llevó a cabo el Congreso constituyente de 1821, donde fue uno de los principales redactores de la constitución que da nacimiento a la República de la gran Colombia, conforma el Ejército del Sur para iniciar la campaña libertadora en Ecuador y a la vez dirige la campaña sobre Venezuela, que culmina con la victoria en la Batalla de Carabobo en 1821, hecho que ganó reconocimiento de la nueva nación libre a nivel internacional, y donde se logra un armisticio en la entrevista de Pablo Morillo y Simón Bolívar, allí se firma un acuerdo de regularización de la guerra y queda abolido el decreto de guerra a muerte.

En España inicia el trienio Liberal, A pesar de una serie de obstáculos, incluida la llegada de una fuerza expedicionaria española sin precedentes, los revolucionarios finalmente prevalecieron, culminando con la victoria en la Batalla de Carabobo en 1821, que efectivamente convirtió a Venezuela en un país independiente.

Bolívar se dirige a Quito donde entra triunfante luego de las batallas de Bomboná y Pichincha en 1822, en Quito conoce a Manuelita Sáenz y en Guayaquil se entrevistó con el prócer argentino José de San Martín para las acciones de independencia peruana y del alto Perú.

  1. El congreso de Quito y Guayaquil deciden unirse a la gran Colombia con el nombre de Ecuador.
  2. En Pativilca, Bolívar inicia la campaña del Perú, con la victoria en Junín y al llegar a Lima es recibido como «El Libertador», recibiendo del pueblo peruano la «Espada del Perú» y la orden « el Sol del Perú » entragada por José de San Martín, dichos reconocimientos acompañaron a Bolívar hasta su muerte.

Asimismo, recibió el cargo de Jefe Supremo del Gobierno. Bolívar había llegado a la cumbre de sus hazañas política y militares, allí escribe «Mi delirio sobre el Chimborazo», nombró a Antonio José de Sucre como comandante en jefe de los Ejércitos Libertadores del Sur, para la Batalla de Ayacucho en el Alto Perú en 1824, donde vence, expulsando al último virrey español en América, José de la Serna,

En gratitud se denomina territorio Bolívar (hoy Estado plurinacional de Bolivia ) al cual Bolívar le redacta su primera Constitución. Bolívar participó en la fundación de la primera unión de naciones independientes de América Latina, la Gran Colombia, de la que fue presidente de 1819 a 1830. Mediante nuevas campañas militares, expulsó a los gobernantes españoles de Ecuador, Perú.

y Bolivia, el último de los cuales lleva su nombre. Fue simultáneamente presidente de Gran Colombia (hoy Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador), Perú y Bolivia, pero poco después, su segundo al mando, Antonio José de Sucre, fue nombrado presidente de Bolivia.

Bolívar apuntó a una América española fuerte y unida capaz de hacer frente no solo a las amenazas que emanan de España y la Santa Alianza europea, sino también a la potencia emergente de los Estados Unidos, En la cima de su poder, Bolívar gobernó un vasto territorio desde la frontera con Argentina hasta el Mar Caribe,

No obstante, Bolívar le entrega el mando militar a Sucre en el Alto Perú (Bolivia), pues el Congreso le ordenó volver a Colombia, asimismo deja como encargados en Lima a Andrés Santa Cruz, José María Córdoba y Manuela Sáenz, En el Congreso en Bogotá se encuentra con intrigas palaciegas productos de sus detractores y antiunionista, se entrevista con José Antonio Páez para evitar la separación de Venezuela, denominada la Cosiata,

Y ya en Santa Fe de Bogotá, y luego de los eventos de la convención de Ocaña, intentan asesinarlo en la conspiración septembrina, logra salvarse por la acción de Manuela Sáenz, y de este hecho fue acusado su excompañero de armas Santander, tras el intento de magnicidio, los conflictos políticos y revueltas se extienden a Perú como Bolivia, y tras la salida del poder de Santa Cruz en Lima y la renuncia de Sucre en Bolivia, surgen hostilidades en la frontera Gran Colombiana por parte del gobierno de Agustín Gamarra, que culmina con el Tratado de Paz y Amistad entre ambas naciones en 1829.

Se logra llevar a cabo el Congreso Admirable en Colombia, no obstante, ante la campaña de descrédito y para evitar una guerra civil o conflicto entre naciones hermanas, Bolívar decide renunciar al cargo de presidente de la Gran Colombia en 1830 y se retira a Cartagena de Indias y de allí a la quinta de San Pedro Alejandrino en las afueras de Santa Marta, con las siguientes palabras reflejadas en su última proclama dirigida a los colombianos: «Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad», al conocer sobre la muerte de Sucre y las amenazas de separación de Venezuela de la gran Colombia agravaría su enfermedad, Córdova y Urdaneta y otros patriotas, preparan una reacción para la retoma del poder en la gran Colombia pero desisten cuando Bolívar las rechaza.

¿Cuáles son las enseñanzas que nos dejó Simón Bolívar?

Simón Bolívar nos ha legado un método de pensar al conectar ética, educación y política para la vida del hombre americano del siglo XIX. Por tanto en la política el hombre ha de distinguirse por su educación, por la fuerza de sus costumbres y la naturaleza de sus modales.

¿Quién invito a Simón Bolívar a venir al Perú?

Bolívar es invitado para consolidar la independencia peruana – El Congreso peruano acatando las recomendaciones del general Sucre, invitó al Libertador del Norte, general Simón Bolívar a trasladarse al Perú « para consolidar la independencia ». Bolívar se embarcó en el bergantín Chimborazo en Guayaquil, el 7 de agosto de 1823, llegando al Callao el 1 de septiembre del mismo año.

El día 10 de septiembre el Congreso de Lima le otorgó la suprema autoridad militar en toda la República. Seguía siendo Torre Tagle presidente, pero debía ponerse de acuerdo en todo con Bolívar. El único obstáculo para Bolívar era Riva-Agüero, quien dominaba el norte del Perú, con capital en Trujillo. Riva-Agüero no dio señal de querer llegar a un acuerdo que posibilitara la unificación de todas las fuerzas patriotas bajo el mando del Libertador del Norte, y más bien quiso entenderse con los realistas.

El mismo Bolívar abrió campaña contra Riva-Agüero, marchando al norte. Pero antes de que se desatara la guerra civil, Riva-Agüero fue apresado por sus propios oficiales encabezados por el coronel Antonio Gutiérrez de la Fuente, quien, desobedeciendo la orden de fusilarlo, lo desterró a Guayaquil ( 25 de noviembre de 1823 ).

¿Qué hizo Simón Bolívar en 1806?

A su regreso a Venezuela en 1806, se dedicó inmediatamente a la lucha para la independencia. Por influencias de la Revolución Francesa, Simón Bolívar y muchos otros patriotas latinoamericanos lucharon para libertar a Hispanoamérica del dominio español en el sueño de formar una sola patria.

¿Quién es el verdadero Libertador del Perú?

28 de julio – Bicentenario de la independencia del Perú Un día como hoy, pero hace 200 años, el General José de San Martín, en una ceremonia pública, proclamaba la independencia del Perú. Publicado el miércoles 28 de julio de 2021 El 15 de julio de 1821, 300 de los principales vecinos de Lima firmaron el Acta de Independencia del Perú.

  1. Pero fue recién el sábado 28 de julio de 1821, en una ceremonia pública, cuando el general San Martín proclamó la independencia del Perú en la Plaza Mayor de Lima.
  2. Según testigos de la época, aproximadamente 16.000 personas presenciaron la ceremonia en la cual el Libertador, con la flamante bandera peruana en la mano, exclamó: “Desde este momento el Perú es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que dios defiende.

¡Viva la Patria!, ¡Viva la libertad!, ¡Viva la independencia!”. En un principio el general se había negado a aceptar el cargo de Protector de Perú, pero el clamor popular y los consejos de su amigo y secretario Bernardo de Monteagudo, le hicieron dar cuenta que el peligro realista estaba latente; su presencia era imprescindible para terminar con el dominio español. Consideras Que El Diagnostico Que Plantea Bolivar Sobre El Peru Es Exacto

¿Quién es considerado el libertador de Perú?

José de San Martín declara la Independencia de Perú | Comisión Nacional de los Derechos Humanos – México.

¿Cuál era el pensamiento político de Simón Bolívar?

Pap.polit. vol.19 no.1 Bogotá Jan./June 2014 – La concepción socio-política y económica de Bolívar en la primera etapa de la guerra por la independencia de la Nueva Granada, 1810-1816 * Bolivar’s Socio-Political and Economic Conception in the First Stage of the War for Nueva Granada’s Independence, 1810-1816 Ildebrando Arévalo Osorio ** * Artículo de investigación realizado en el marco del Master of Arts en Historia de la Universidad de la Amistad de los Pueblos con Rusia, Moscú.

  1. Magíster en Historia Andina de la Universidad del Valle, Master of Arts en Historia de la Universidad de los Pueblos con Rusia, Profesor de dedicación exclusiva la Universidad Santiago de Cali.
  2. Miembro del grupo de investigación Complexus, categoría D de Colciencias.
  3. Correo electrónico: [email protected],

Recibido: 01/12/2013, Aprobado Evaluador Interno: 12/01/2014, Aprobado Evaluador Externo: 18/02/2014 Resumen Este trabajo tiene como objeto analizar el pensamiento y la acción de Bolívar sobre las propuestas y las acciones de los independentistas neogranadinos entre 1810 y 1816 que se encontraban divididas alrededor del federalismo y el centralismo.

Bolívar optó por una propuesta centralista en el orden político del contexto de la guerra, en las contradicciones sociales, la gran extensión y diversidad del territorio y la situación internacional; paralelamente, optó por la democracia en el ámbito social. Este trabajo se realiza bajo un enfoque hermenéutico: se estudian diversas fuentes primarias, tales como proclamas, discursos, cartas y decretos elaborados por Bolívar y a través de estas se revisan, reconstruyen, explican e interpretan las continuidades y los cambios de la concepción de él obre la sociedad, la política y la economía en la Nueva Granada entre 1815 y 1816, que finalmente estuvo encaminada a reducir la desigualdad social para fortalecer las bases sociales del ejército popular y acelerar el proceso liberador.

Palabras clave: pensamiento; concepción; Independencia; guerra; sociedad; democracia; política; Colombia. Abstract This work aims to analyze the thinking and action of Bolivar on proposals and actions of Independent “Neogranadinos” between 1810 and 1816 that were divided about federalism and centralism.

Bolívar opted for a centralist political proposal in the context of war, social ambiguities, the vastness and diversity of the territory and the international circumstances; parallel, opted for democracy in the social realm. This work is performed under a herme-neutical approach: various primary sources, such as proclamations, speeches, letters and decrees elaborated by Bolivar and through these are reviewed, reconstructed, study explain and interpret continuities and changes in the conception of society, politics and the economy in New Granada between 1815 and 1816, and was eventually intended to reduce social disparity to strengthen the social foundations of the people’s army and accelerate the freedom process.

Keywords: thought; conception; Independence; war; society; democracy; politics; Colombia. doi:10.11144/Javeriana.PAPO19-1.cspe Introducción La vida y obra de Bolívar ha motivado a intelectuales, políticos, activistas de movimientos sociales, hombres y mujeres de todas las condiciones sociales de América Latina y del mundo entero a la reflexión.

You might be interested:  Productos Que Se Exportan En El Peru

A 200 años de distancia, cuando se convirtió en el Libertador de cinco repúblicas y en padre de sus cinco naciones, en Colombia y en el mundo se estudia su obra y se debaten diferentes tópicos sobre sus logros y fracasos. En este artículo el objeto de indagación y análisis es el periplo del libertador en la primera etapa de la guerra por la Independencia de la Nueva Granada en 1810-1816, su concepción socio-política y económica, sus representaciones e impronta en el devenir del proceso histórico.

Desde su vinculación a las luchas independentistas granadinas, Bolívar se mostró como un demócrata decidido (Marchuk, 1999), partidario de adelantar la guerra apoyado en los sectores subalternos de campesinos, peones, vaqueros, indígenas, jornaleros y esclavos.

Al mismo tiempo combatió la ideología y los métodos de conducción de las élites que detentaban el poder político, el militar y el administrativo y obstruían la gesta independentista. En oposición a ello y al calor de las experiencias de la guerra, Bolívar profundizó las acciones militares acompañadas de medidas sociales favorables a los sectores subalternos.

Un ejemplo fue la eliminación de la esclavitud para aquellos esclavos que participaron en el ejército patriota. En la historiografía bolivariana, este período se ha interpretado heterogéneamente como guerra fratricida, guerra internacional, guerra civil, como revolución a favor de los criollos o mantuanos con el fin exclusivo de imponer un proyecto hegemónico de clase o como una revolución social traicionada (Leal y Falcón, 2009, p.61).

  1. Pensamiento socio – político A la edad de 25 años, en noviembre de 1812, Simón Bolívar se presentó por primera vez en la Nueva Granada, después de la caída de la Primera Republica venezolana.
  2. Llegó a Cartagena donde el gobierno de la provincia no disponía de muchos cuadros preparados militarmente.
  3. Por esta razón, el gobernador de la ciudad, José María Torices, acogió bajo su servicio a Bolívar y a los venezolanos que lo acompañaban.

Sin embargo, las fuerzas armadas granadinas en Cartagena eran mandadas por el oficial francés Labatute que había venido a América con Miranda.1 Labatute, enterado que Bolívar había participado en Venezuela en la detención de Miranda, no quiso aceptarlo inicialmente en su ejército (Arévalo, 1984, p.14).

Por insistencia de Rodríguez Torices, el francés aceptó vincular a Bolívar al ejército; fue enviado en calidad de jefe de un pequeño destacamento a la población de Barracas, ubicada a las orillas del río Magdalena. Como punto estratégico Barracas tenía muy poco significado, y no jugaba un papel importante en las operaciones militares.

Sin embargo, fue allí donde Bolívar inició su ascendente carrera militar (Liévano, 1979). En la primera etapa de la guerra de Independencia de la Nueva Granada el libertador actuó poco tiempo en su territorio, seis meses en total. Sin embargo, su accionar ejerció una decisiva influencia en el futuro acontecer de la guerra en el país.

  1. Para comprender la situación política y militar en la Nueva Granada cuando Bolívar llegó es necesario hacer una descripción histórica.
  2. El 20 julio de 1810 en la capital del virreinato la población dirigida por los criollos se insurreccionó; el virrey Amar y Borbón fue depuesto por la Suprema Junta de Gobierno constituida por notables santafereños.

En el Acta de la Independencia, la Suprema Junta proclamó el Reino de la Nueva Granada bajo el gobierno de Fernando VII (Ramírez, 1964, p.37). Los acontecimientos de julio fueron un golpe de Estado llevado a cabo por personajes de la élite que aspiraban alinearse políticamente con el poder español y compartir con el virrey el poder político, conservando el aparato administrativo español (Ocampo, 1989, p.18).

El 21 de julio de 1810, en un acto solemne, se inauguraron las sesiones de la Suprema Junta de Gobierno de Santa Fe, en donde se anunció la creación del sistema federativo como régimen de gobierno en cabeza de la antigua capital del virreinato, a pesar de que la mayoría de las otras provincias aspiraban a independizarse de la capital.

El 22 de julio en el barrio de San Victorino, bajo la dirección de José María Carbonell, los estudiantes de los colegios San Bartolomé y el Rosario auspiciaron la creación de una Junta Popular con participación de comerciantes adinerados, representantes de los artesanos y los jornaleros.

En la práctica, esta junta se convirtió en un club revolucionario; allí se debatía sobre la soberanía popular, los derechos de los sectores subalternos, los acuerdos de la élite criolla con el virrey, las posibilidades y problemas de la proclamación de la Independencia del país y la constitución republicana del futuro Estado (Ilina, 1976).

Entre los integrantes de la Junta Popular se encontraban criollos que compartían puntos de vista republicanos; sobresalían Antonio Nariño, José María Carbonell, Manuel García y Antonio Ricaurte. La lucha entre la Junta Suprema y la Junta Popular reflejó el choque político que existía entre los diferentes grupos de la élite que aspiraban al dominio del incipiente Estado.

La Junta Popular se apoyó en los sectores populares e intentó utilizar sus simpatías. Mientras tanto, en las demás provincias acontecía un proceso semejante. Se crearon Juntas en Antioquia, Mompox, San Marta, Chocó, Casanare, Neiva, Mariquita y Tunja, y éstas se sumaron a las que ya existían en Cartagena y Socorro.

De hecho, la Nueva Granada se transformó en 22 provincias independientes. Algunas de estas, como por ejemplo Cartagena, reconocían a Fernando VIII y al Consejo Regente; otras, Socorro y Pamplona, reconocieron a Fernando y desconocieron el Consejo Regente.

En el norte y el sur del país, las provincias de Popayán, Río Hacha y Panamá continuaban bajo el poder de los españoles (Ilina, 1976). El 24 de septiembre de 1810 la Suprema Junta de Gobierno de Santa Fe sancionó el decreto sobre la liquidación de los resguardos, y al mismo tiempo anunció la eliminación del tributo de indios.

Estas medidas estaban dirigidas contra la población indígena que destruía la propiedad colectiva de la tierra y creaba las condiciones para el establecimiento de la propiedad privada. De esta manera, se condenaba a los antiguos comuneros a vender su fuerza de trabajo y a pagar impuestos como lo hacían los otros habitantes del reino.

Al nivelar a los indios con los otros súbditos, el Estado llevó a cabo una acción en correspondencia con las teorías de nuestro gobierno y sus intereses”, escribió Antonio Nariño (1982, p.26). Con las medidas anteriores, los criollos descargaron sobre los hombros de los indígenas pesadas obligaciones económicas y esta fue la causa por la cual amplios sectores subalternos de la población no apoyaron a la Junta, dirigida por notables que sesionaban a favor de intereses particulares.

El 27 de Febrero de 1811 fue creado el reino de Cundinamarca con capital en Santa Fe. El gobierno anunció la pretensión de unir todas las provincias de la Nueva Granada en un Estado centralizado. Nariño editó el periódico La Bagatela, en el cual argumentó la necesidad de un gobierno centralista como condición principal para defender la Independencia y fortalecer la economía del país.

El 1 de abril se proclamó en Santa Fe la Constitución, la cual fortaleció el reino y declaró las libertades individuales de propiedad, comercio, industria y el derecho a la libre empresa (Ilina, 1984). A punto de culminar el año, el 11 de noviembre, Cartagena proclamó la total independencia de España.

El 7 de octubre de 1812 se organizó el nuevo Estado de las Provincias de la Nueva Granada bajo la conducción de Nariño. Alrededor de Cundinamarca se unieron Chocó, Mariquita, Neiva, Ambalema y otra serie de territorios. Entonces, el Congreso de las Provincias Unidas en la ciudad de Tunja que confederaba a Tunja, Antioquia, Cartagena y Neiva, donde gobernaban los federalistas liderados por el abogado Camilo Torres, le declaró la guerra a Cundinamarca.

  • Así se inició la “Patria Boba”, una guerra civil entre patriotas granadinos (Universidad Nacional y Revista Semana, 2010, P.53).
  • Nariño, comprendió de la siguiente manera la situación política:,a pesar que han transcurrido tres años la caja de las provincias está vacía, no existen fuerzas militares ni el servicio militar, ni el palacio para acuñar monedas, ni escuelas, ni caminos, etc.

Solamente tenemos una enorme cifra de funcionarios, en el sostenimiento de los cuales se invierte todo el dinero conseguido, los cuales defienden con todas sus fuerzas el nuevo régimen de la misma manera que de él se benefician. (1982, p.63) Este era el panorama cuando Bolívar apareció en la Nueva Granada; llegó a Cartagena huyendo de los españoles después de ser derrotado en Venezuela.

Inmediatamente presentó sus reflexiones a los patriotas neogranadinos en el documento conocido como Memoria dirigida los ciudadanos de la Nueva Granada por un caraqueño el 15 de diciembre de 1812. En él realizó un minucioso análisis de las causas de su derrota en Venezuela y sometió a la crítica las aspiraciones de los patriotas de organizar un régimen político federalista en los nuevos estados.

Dijo el libertador: Libertar a la Nueva Granada de la suerte de Venezuela, y redimir a ésta de la que padece, son los objetos que me he propuesto en esta Memoria. Dignaos, oh mis conciudadanos, de aceptarla con indulgencia en obsequio de miras tan laudables.

  • El sistema federal bien que sea el más perfecto y más capaz de proporcionar la Felicidad humana en sociedad es, no obstante, el más opuesto a los intereses de nuestros nacientes Estados.
  • Generalmente hablando, todavía nuestros conciudadanos no se hallan en aptitud de ejercer por sí mismos ampliamente sus derechos; porque carecen de las virtudes políticas que caracterizan al verdadero republicano: virtudes que no se adquieren en los gobiernos absolutos, en donde se desconocen los derechos y los deberes del ciudadano.

Pero lo que debilitó más el Gobierno de Venezuela, fue la forma federal que adoptó, siguiendo las máximas exageradas de los derechos del hombre, que autorizándolo para que se rija por sí mismo rompe los pactos sociales, y constituye a las naciones en anarquía.

  • Tal era el verdadero estado de la Confederación.
  • Cada provincia se gobernaba independientemente; y, a ejemplo de éstas, cada ciudad pretendía iguales facultades alegando la práctica de aquéllas y la teoría de que todos los hombres, y todos los pueblos, gozan de la prerrogativa de instituir a su antojo, el gobierno que les acomode.

(Bolívar en Rivas, 2010, pp.56-60) En las condiciones impuestas por la guerra, Bolívar propuso un gobierno que se ajustase a la situación y se alejase de los regímenes políticos que creaban los criollos a imagen y semejanza de las teorías de gobierno elaboradas en Europa y en los Estados Unidos en contextos históricos diferentes: Por otra parte ¿qué país del mundo por morigerado y republicano que sea, podrá, en medio de las facciones intestinas y de una guerra exterior, regirse por un gobierno tan complicado y débil como el Federal? No, no es posible conservarlo en el tumulto de los combates y de los partidos.

  • Es preciso que el gobierno se identifique, por decirlo así, al carácter de las circunstancias, de los tiempos y de los hombres que lo rodean.
  • Si éstos son prósperos y serenos, él debe ser dulce y protector; pero si son calamitosos y turbulentos, él debe mostrarse terrible, y armarse de una firmeza igual a los peligros, sin atender a leyes ni constituciones, ínterin no se restablecen la Felicidad y la paz.

(Bolivar en Rivas, 2010, pp.60-61). El libertador combatía como males nefastos para la revolución y la guerra libertadora la tiranía, opuesta a los ideales republicanos y la anarquía, nacida la opinión inveterada tanto de los dirigentes ignorantes y supersticiosos y de las capas dominantes como de las masas populares, alejados los unos y los otros del pensamiento ilustrado (Dessau, 2000).

En concordancia con esta representación, Bolívar señaló en El Manifiesto de Cartagena e13 de diciembre de 1812, las cinco causas principales que conllevaron a la caída de la Primera República en Venezuela:,En primer lugar la naturaleza de su constitución que, repito, era tan contraria a sus intereses como favorable a la de sus contrarios.

En segundo, el espíritu de misantropía que se apoderó de nuestros gobernantes. Tercero, la oposición al establecimiento de un cuerpo militar que salvase la República y repeliese los choques que le daban los españoles. Cuarto, el terremoto acompañado del fanatismo que logró sacar de este Fenómeno los más importantes resultados; y últimamente, las facciones internas que en realidad fueron el mortal veneno que hicieron descender la patria al sepulcro.

P.16) El balance realizado por el Libertador estaba dirigido a persuadir a las élites neogranadinas de la necesidad y la decisión de conservar la independencia de España. Bolívar era consciente de la dificultad de crear condiciones que posibilitaran la unión de los criollos y las fuerzas patriotas alrededor de un amplio programa político único, pues entre los sectores dirigentes había contradicciones de intereses muy fuertes.

Algunas de las medidas propuestas por el Libertador incomodaban a los líderes de la mayoría de los gobiernos de las provincias que aspiraban a consolidar su influencia regional y local en detrimento del poder central; otras afectaban el espíritu religioso proclive a mantener el sometimiento al virreinato del gobierno hispano.

  • Estos caudillos militares no tenían disposición positiva frente a la creación de una sola fuerza militar unida ni a realizar acciones de coacción a las órdenes religiosas para incautar sus propiedades eclesiásticas y solventar las necesidades de la guerra.
  • La propuesta de Bolívar empezó a afectar y debilitar las posiciones de los círculos de terratenientes y dueños de plantaciones y esclavos; esto se reveló entre aquellos que constituían el sector con mayor capacidad económica para financiar y apoyar la guerra, interesados en conservar la Independencia y, al mismo tiempo, no perjudicar sus intereses de propietarios, esclavistas y caciques locales.

A finales de 1812, entre los pensamientos y las acciones de Bolívar tratados y analizados en el Manifiesto, no se destacó su interés en apoyarse decididamente en la fuerza que representaban los sectores subalternos, constituidos por campesinos, peones, vaqueros, indígenas, jornaleros, esclavos negros.

Temía que ellos, una vez armados y compenetrados con propuestas que los decidiera a emplearse a fondo en la lucha que resolviera algunas de sus necesidades más sentidas, la propiedad, la libertad y la posesión de títulos sobre la tierra, aspirarían a redistribuir la tierra, a reclamar derechos como ciudadanos y a alterar las estructuras socioeconómicas vigentes.

Bolívar basaba sus cálculos en una victoria militar en las circunstancias planteadas por la guerra. Al respecto escribió: “Así pues, no nos queda otro recurso para precavernos de estas calamidades, que el de pacificar rápidamente nuestras provincias sublevadas, para llevar después nuestras armas contra los enemigos; y formar, de este modo, soldados y oficiales dignos de llamarse las columnas de la patria” (1970, p.19).

La preferencia y las conjeturas que realizaba Bolívar alrededor de la acción militar, a pesar de las desventajosas condiciones militares propiciadas por la división política del país y el apoyo que los sectores populares dispensaban a los ejércitos realistas, estaban fundamentadas en la convicción de su capacidad de convencer a los miembros del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada de que el enemigo también se hallaba debilitado, que la guerra defensiva adelantada por los neogranadinos contra las fuerzas españolas era equivocada y que una guerra ofensiva era la más favorable para obtener en forma consecutiva dos objetivos: preservar la independencia de la Nueva Granada y liberar a la república de Venezuela.

Así razonó Bolívar el 15 de diciembre de 1812: Aprovechemos, pues, instantes tan propicios; no sea que los refuerzos que incesantemente deben llegar de España, cambien absolutamente el aspecto de los negocios, y perdamos, quizás para siempre, la dichosa oportunidad de asegurar la suerte de estos Estados.

El honor de la Nueva Granada exige imperiosamente escarmentar a esos osados invasores, persiguiéndolos hasta los últimos atrincheramientos, como su gloria depende de tomar a su cargo la empresa de marchar a Venezuela, a libertar la cuna de la independencia colombiana, sus mártires, y aquel benemérito pueblo caraqueño, cuyos clamores sólo se dirigen a sus amados compatriotas los granadinos, que ellos aguardan con una mortal impaciencia, como a sus redentores.

Corramos a romper las cadenas de aquellas víctimas que gimen en las mazmorras, siempre esperando su salvación de vosotros; no burléis su confianza; no seáis insensibles a los lamentos de vuestros hermanos. Id veloces a vengar al muerto, a dar vida al moribundo, soltura al oprimido y libertad a todos.

  • Rivas, 2010, p.66) Tres semanas antes de la escritura del Manifiesto de Cartagena, el 27 de noviembre, Bolívar envió una carta al Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, que residía y sostenía sesiones en la ciudad de Tunja.
  • En este documento caracterizó en un boceto general la situación política y militar que se vivía en Venezuela y expresó su opinión acerca del carácter de la lucha de las diferentes facciones venezolanas por el poder: Más se apresuró la época de recibirlas, cuando el Congreso Federal se propuso por algunos genios turbulentos ansiosos de dominar en sus ciudades y provincias, la división de la de Caracas en pequeños estados que debilitaban más y más al Gobierno Federal, que por sí mismo no es fuerte.
You might be interested:  Quien Gano La Voz Senior 2022 Peru

Los fogosos y sostenidos debates, que sobre esta materia si tuvieron, inspirados en los Pueblos, una desconfianza y odio contra Caracas, que originaron la sublevación de la ciudad de Valencia, una de las más importantes de la provincia (Rivas, 2010 p.54).

Bolívar indirectamente expresó su desazón por la incapacidad y la estrechez de comprensión que mostraban las élites de la ciudad de Caracas y las provincias, que ante la posibilidad de concentrar el poder político, militar y administrativo en un centro patriota para garantizar la Independencia, renunciaban a ello.

El 23 de diciembre de 1812, a la cabeza de un pequeño grupo de patriotas neogranadinos, Bolívar inició acciones militares a lo largo de las orillas del río Magdalena. Ese día se tomó Tenerife y el 1 de enero de 1813, Chiriguana. El 19 de enero el Congreso de la Nueva Granada le comunicó la presencia de tropas realistas bajo la conducción de Ramón Correa en la frontera oriental del país.

  • Bolívar las derrotó y el 28 de Febrero de 1813 tomó por asalto a Cúcuta.
  • El 7 de mayo recibió la orden del Congreso de iniciar la Campaña de Venezuela.
  • El 7 de agosto de ese mismo año liberó Caracas (Liévano, 1979).
  • Mientras tanto, en la Nueva Granada los acontecimientos transcurrieron de manera diferente.

Siguiendo los pasos de Cundinamarca, Antioquia rompió sus lazos con España el 20 de abril de 1814; posteriormente anunció el decreto de la liberación de los esclavos en los territorios de su provincia y se convirtió en el primer gobierno que realizó esta acción.

Sin embargo, pese a lo significativo de este acontecimiento, el fortalecimiento del poder de los partidarios del centralismo y el avance de los realistas por el sur amenazaron el poder del Congreso y la independencia de la Nueva Granada. Los dueños de las minas y los esclavistas mantuvieron un fuerte nexo con el poder español (Garrido, 2009).

Entre sectores de la población se difundió un fuerte sentimiento prohispánico, suscitado por las acciones del nuevo gobierno en relación con la población indígena. El presidente de Quito, Toribio Montes comprendió la favorable situación y desplegó una ofensiva contra los patriotas, encabezada por J.

Solano a inicios de junio de 1813. El 1° de julio, Solano, sin combatir, ocupó Popayán: en agosto ocupó toda la provincia, y antes de iniciar el camino hacia el norte envió un ultimátum a Nariño, conminándolo a capitular. Nariño inició conversaciones con el Congreso en Tunja para culminar la lucha entre federalistas y centralistas y renunció a sus obligaciones como dictador.

Los acontecimientos crearon condiciones para llevar a cabo acuerdos conducentes a unir las fuerzas de Cundinamarca y la Federación de las Provincias Unidas. Nariño fue designado comandante para la Campaña del sur. En la práctica, esto significó la separación de Nariño de la capital Santa Fe, el principal líder entre la población y el fortalecimiento de la aristocracia criolla.

El 21 de septiembre de 1813, las tropas unidas de Cundinamarca, Tunja y El Socorro, compuestas por 1200 infantes y 200 hombres a caballo y encabezadas por Antonio Nariño, partieron de Santa Fe; el 30 de diciembre sostuvieron el primer combate que culminó con la derrota de los españoles. Nariño ocupó Popayán, Solano escapó y se fortaleció en Pasto, donde recibió refuerzos de Quito y preparó otro ataque contra los patriotas.

El 2 de mayo de 1814 los españoles nuevamente fueron derrotados en Cochabamba. Siguiendo al enemigo, Nariño llego a Tasines y el 9 de mayo venció nuevamente a los realistas, quienes retrocedieron a Pasto. Ante las cuantiosas pérdidas, los españoles decidieron abandonar la ciudad sin combatir y dirigirse a Quito.

Aspirando fortalecer los éxitos obtenidos y ocupar la ciudad antes que sus habitantes prepararan la defensa, Nariño, con un batallón de granaderos, se movió a marchas forzadas a Pasto y dejó atrás el grueso de las tropas con el compromiso de que luego de descansar se le unirían en la mañana siguiente.

Sin embargo, los opositores de Nariño convencieron al coronel Rodríguez de mantener inmóviles las fuerzas la madrugada del 10 de mayo. Esa acción permitió al Cabildo de Pasto convocar a los indígenas de los resguardos, organizarlos y atacar el cuerpo de tropas de Nariño y cortarle la retirada a Tasines.

Cuando los combates arreciaron en las afueras de Pasto, las tropas de Rodríguez se desplazaron a Popayán abandonando a Nariño a su suerte, quien fue capturado por los indígenas el 14 de mayo. Así concluyó la Campaña del sur (Ilina, 1976, pp.215-222). Las reflexiones y advertencias de Bolívar sobre las desavenencias de los criollos y su derrota en la Nueva Granada se hicieron realidad.

Mientras tanto, con la ocupación de Caracas Bolívar concluyó la liberación del país. Fundó la Segunda República de Venezuela y recibió poderes ilimitados. La respuesta de las tropas realistas fue la reorganización y el hostigamiento a los patriotas. Sus fuerzas fueron recompuestas con llaneros, pastores, vaqueros y esclavos negros.

  1. A estos últimos, el oficial español Boves los declaró libres e inició una guerra clasista contra los sectores dominantes criollos.
  2. Bolívar no varió su táctica de guerra, insistió en la lucha militar sin acompañarla con medidas de corte social favorables a los sectores populares.
  3. En sus proclamas y escritos de 1812, 1813 y 1814 no menciona la posibilidad de eliminar la esclavitud, limitando en la práctica la ampliación de la base social de las tropas patriotas.

En julio de 1814 los realistas derrotaron al ejército libertador en Venezuela y Bolívar, junto a los restos de su tropa, regresó a la Nueva Granada por Cartagena hacia Tunja, en donde desde 1812 estaba instalado el Congreso Supremo que continuaba luchando contra el gobierno de Cundinamarca.

  • El Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada envió a Bolívar a Bogotá para que con la fuerza de las armas sometiera a Cundinamarca y la uniera a la Federación de la Nueva Granada.
  • El 12 de diciembre de 1814 el ejército de Bolívar entró a Bogotá, Cundinamarca fue anexada a la Federación granadina, en enero de 1815 el Congreso Supremo se trasladó a Santa Fe y el gobierno Federal inmediatamente encargó a Bolívar dirigirse al norte, pues Santa Martha había sido ocupada por los realistas.

Existe un documento clave para analizar el pensamiento de Bolívar en su segunda estancia en la Nueva Granada, “La carta al excelentísimo señor presidente de la república del gobierno general de la Nueva Granada” (1981). En la misiva enviada a Camilo Torres el 22 de enero de 1815, el libertador describió cómo a pesar de que el gobierno Federal sometió con la fuerza de las armas a la mayoría de las provincias, el espíritu del separatismo continuó imperando en el ánimo de los dirigentes locales.

Aunque él fue designado comandante general del ejército Federal, el coronel Manuel Castillo, comandante de la plaza y presidente del gobierno de la provincia de Cartagena, se negó a reconocer su autoridad. El Congreso de las Provincias Unidas se vio obligado a enviar tropas con las cuales Bolívar sometiera a Cartagena.

Estos acontecimientos transcurrían cuando hacia la ciudad se dirigía una flota de la armada española, encabezada por Pablo Morrillo, con el objetivo de pacificar la Nueva Granada. Bolívar describió así la situación: Por otra parte, estando pronto ya para partir por orden de V.E.

Hacia Cartagena, a restablecer la calma que el coronel Castillo ha alterado, desobedeciendo al gobierno de aquellas provincias; a formar el ejército que aquel jefe ha disuelto; a castigar a los tiranos, que aquel cobarde ha temido; y a libertar a Santa Marta, que no se ha atrevido, ni aun a atacar, no tengo tiempo para escribir, y voy a responder libertando más provincias que las que él ha destruido con su incapacidad y timidez.

(Bolívar en Rivas, 2010, pp.300-301) No obstante, en esta ocasión la campaña no resultó exitosa; como el gobierno de Cartagena no le facilitó a Bolívar ni armas ni tropas, el libertador, derrotado, se embarcó para la isla de Jamaica (Ganiovski, 1973).

  • El ejército regular patriota de los neogranadinos mantuvo una tenaz resistencia a lo largo de todo el año hasta que sus restos fueron aplastados en julio de 1816.
  • Pensamiento económico Algunos documentos escritos por el libertador a mediados de 1814 expresan claramente sus puntos de vista sobre la economía de los países de América Latina, las relaciones económicas internacionales de las antiguas colonias españolas, el papel de las clases sociales en la Independencia y la estructura política de los futuros Estados latinoamericanos.

En la capital de Venezuela, en La Gaceta de Caracas Bolívar publicó el artículo Reflexiones sobre la situación actual de Europa y América el 28 de abril de 1814. Comentó los últimos acontecimientos europeos; la derrota de Napoleón en Leipzig en 1813 y el ascenso al trono de Fernando VII en 1814.

El libertador se preguntó cuál sería la influencia de ellos en el destino de las antiguas colonias españolas y respondió afirmando la confianza en los pueblos americanos que lograrían triunfar en sus luchas de Independencia, que conservarían su soberanía con la formación de nuevas repúblicas y su decidida participación en la economía internacional.

Para ello era necesario el desarrollo económico independiente de la América hispana a través del amplio intercambio comercial con las potencias europeas, para las cuales, en su opinión, sería rentable comerciar con las nuevas repúblicas: Hasta cuándo la belleza y la riqueza de nuestro continente, sus minas y tesoros serán dominio exclusivo de la voracidad de una potencia, la cual con sus leyes bárbaras ha traído en el transcurso de tres siglos la desagracia a millones de personas.

Es difícil imaginar esto en la medida que ello no se corresponda con los intereses de las potencias mercantiles, las cuales hallaran en América un excelente mercado para sus mercancías, el cordial reconocimiento de sus habitantes y de las riquezas locales, las cuales —si se logran liberar de cualquier limitación, son el resultado de inimaginable ansiedad— serán favorables para ambos continentes.

(1983, p.45) El 14 de julio de 1814 Bolívar escribió un nuevo artículo donde continuó las Reflexiones sobre la situación de Europa y América. En el escrito profundizó el análisis y llegó a la conclusión de que podría suceder que después de alcanzar la Independencia de los países de la América hispana, cualquier potencia europea intentara invadir y ocupar las antiguas colonias españolas.

Bolívar preguntaba: Después de la caída del poder de Napoleón, ¿es posible encontrar otro enemigo para el dominio inglés? Puede el mismo zar Alejandro, el cual se encuentra a la cabeza de los aliados en la lucha contra Napoleón, mañana intervenir en la conformación de una alianza continental más fuerte que todas las existentes hasta hoy.

En estas condiciones de la política europea, ¿quisiera Inglaterra que América se encuentre bajo la dependencia de cualquier potencia continental, que su numerosa población y considerable riqueza aumente el poderío de aquellos países capaces de competir con Inglaterra? (1970, p.31) Bolívar comprendió que la independencia de los países latinoamericanos era un movimiento favorable para Inglaterra en las relaciones internacionales, captó que la potencia monopolista comercial marítima prontamente se interesaría en establecer relaciones de intercambio con el socio menor que se estaba formando.

Para fortalecer las capacidades de negociación de los jóvenes Estados, Bolívar se propuso llevar a cabo una política de unión entre los estados latinoamericanos como consecuencia inmediata del proceso independentista que se gestaba en esos momentos en el continente. Bolívar previó que, en caso de organizarse una coalición anti latinoamericana para agredir y someter nuevamente a los países que estaban logrando la Independencia, la consecuencia inmediata sería el inicio de una guerra civil que traería miseria y desolación al continente americano.

Por ello, para evitar la guerra, se dirigió a diferentes naciones europeas, especialmente a Inglaterra, con la propuesta de fortalecer los canales que agilizaran el desarrollo del comercio. De esta manera se evitaría la destrucción que ocasionan los conflictos y el desarrollo industrial de las potencias europeas se vería beneficiado directamente.

En sus meditaciones Bolívar se esforzó en construir argumentos para evitar una colisión a partir de las contradicciones que surgirían entre Europa y Latinoamérica. Como resultado del análisis de la división internacional del trabajo que se aceleraba a inicios del siglo XIX, el libertador concluyó que entre Inglaterra y América Latina se podían establecer relaciones comerciales igualitarias, pues de parte de los latinoamericanos no había condiciones para emprender acciones que amenazaran el predominio de las potencias europeas que se dedicaban a la industria y al comercio.

Las nuevas naciones deberían, durante un largo tiempo, dedicarse a la producción agrícola y minera que abastecería el mercado europeo con las materias y productos que éste requería. Estas serían las condiciones deseables para desarrollar relaciones amistosas con los países industriales y comerciales: “Nosotros no podemos imaginarnos la producción social, el nivel que alcanzará anualmente; al menos hasta el momento que sea reconocida nuestra independencia y nuestro comercio estén libres de extranjeros.

Las mercancías para el mercado externo se ampliarán y las importaciones se irán nivelando con nuestra producción” (Bolívar, 1970 p.31-33). En estas reflexiones se evidenció la comprensión de Bolívar de la fuerte contradicción entre las colonias latinoamericanas que se independizaban y las exigencias de las potencias europeas a estos pueblos y territorios.

El pensador soviético Iusee Grigulevich resaltó este aspecto: Las revoluciones latinoamericanas, estando relacionadas con la revolución mundial burguesa, paralelamente entraban en una contradicción dialéctica, pues la burguesía europea requería de las colonias no menos de lo que la necesitaban los regímenes absolutistas y feudales que subyugaban el continente.

Es necesario llamar la atención que estas contradicciones entre América Latina y Europa occidental en el siglo XIX nos ofrecen la clave para la compresión de la posterior dependencia de esta región de las potencias (1980, p.12). Bolívar vio la posibilidad de solucionar estas contradicciones en la conformación de una alianza de las antiguas colonias hispanas e identificó las dificultades para ello en la “Contestación de un americano meridional a un caballero de esta isla”: Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo.

Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería por consiguiente tener un solo go0bierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse; más no es posible, porque climas remotos. Situaciones diversas, intereses opuestos, caracteres desemejantes, dividen a la América (Arévalo, 1984, p.57).

  • Las preocupaciones del Libertador acerca del mediato futuro de la Nueva Granada ocuparon parte de su tiempo y escritura.
  • En el documento arriba citado, también conocido como “La Carta de Jamaica”, el interrelacionó el desarrollo del futuro estado con el régimen republicano.
  • Argumentó que los pueblos que se liberaban todavía no tenían ni la experiencia ni dominaban las formas que se exigen para el establecimiento del sistema Federal y sugirió que: “los americanos aspiran a conquistar la paz, al desarrollo de las ciencias, las artes, el comercio y la agricultura, prefieren las repúblicas a las monarquías, y nos parece, que sus esperanzas no se corresponden con los puntos de vista de Europa” (1970, p.33-34).

Bolívar precisó este pensamiento con las experiencias de la Nueva Granada y Venezuela. De nuevo insistió en la necesidad de que estos países se especializaran en la agricultura y el dominio de la ganadería, e insinuó la civilización de los indígenas que habitaban la desértica región de la Guajira.

A diferencia de los métodos utilizados en los Estados Unidos para colonizar las tierras de los indígenas, Bolívar planteó su conservación a través de la inclusión en el modelo civilizador occidental: La Nueva Granada se unirá con Venezuela, si llegan a convenirse en formar una república central, cuya capital sea Maracaibo o una nueva ciudad que con el nombre de Las Casas (en honor de este héroe de la filantropía), se funde entre los confines de ambos países, en el soberbio puerto de Bahía Honda.

Esta posición aunque desconocida, es más ventajosa por todos respectos. Su acceso es fácil y su situación tan fuerte, que puede hacerse inexpugnable. Posee un clima puro y saludable, un territorio tan propio para la agricultura como para la cría de ganados, y una gran abundancia de maderas de construcción.

Los salvajes que la habitan serían civilizados, y nuestras posesiones se aumentarían con la adquisición de la Guajira. Esta nación se llamaría Colombia como tributo de justicia y gratitud al creador de nuestro hemisferio. (1970, p.35). Para la mayoría de los contemporáneos de Bolívar, europeos y americanos, la principal dificultad para alcanzar la Independencia de las colonias españolas en América la constituyó la existencia del régimen de castas en el cual se dividía la población de estos territorios.

You might be interested:  Como Se Logro La Independencia Del Peru

Por su parte, Bolívar entendió que las contradicciones entre castas no eran la causa principal de la revolución social, que éste sólo era uno de los aspectos de la manifestación del conflicto económico, social y cultural. La principal causa de la revolución suramericana a comienzos del siglo XIX, en su opinión, la configuraba la discrepancia entre las diferentes opciones políticas, consecuencia de las ambiciones de los individuos de las élites, de grupos disconformes que defendían intereses económicos estrechos y se habían conformado en vísperas de la Independencia en la parte meridional de América.

‘Las diferentes manifestaciones de violencia en América nunca se originaron en la lucha entre castas, irreconciliables discordias surgieron en los disentimientos en las opiniones políticas, como consecuencia de las ambiciones de uno u otro individuo, es decir, por causas similares que ocasionan la cizaña en cualquiera de los demás pueblos” (Bolívar en Lavretski, 1882, pp.65-66).

Identificando el cambio positivo de la situación social y económica de población granadina y meridional con la necesaria reorganización social, Bolívar entendió que la mayoría de los diferentes productores vivían en condiciones de desigualdad y miseria.

  1. De allí dedujo la necesidad de instaurar nuevos gobiernos capaces de transformar este orden social con la deseable cooperación de las potencias europeas para la causa de la Independencia.
  2. Consecuencialmente, los grupos constitutivos de la nueva élite nacional que casi no disponían de nexos con la economía de la metrópoli, y por lo tanto se encontraban imposibilitados para encontrar apoyo en la lucha contra España, deberían promover propuestas de orden social relacionadas con las necesidades e intereses de los sectores populares.

Bolívar era consciente de que tales medidas no eran las que la élite de las antiguas colonias quisiera promover, por ser opuestas a sus intereses inmediatos: Obsérvese además la diferencia que existe entre los cautivos de la antigüedad y los miserables trabajadores de la América: aquéllos eran prisioneros de guerra, acostumbrados al manejo de las armas, mercaderes y navegantes ricos, filósofos profundamente instruidos, que conocían sus derechos y todos sufrían impacientes las cadenas.

Los modernos son de una raza salvaje, mantenidos en la rusticidad por la profesión a que se les aplica y degradados a la esfera de los brutos. Lo que es, en mi opinión, realmente temible es la indiferencia con que la Europa ha mirado hasta hoy la lucha de la justicia contra la opresión, por temor de aumentar la anarquía; ésta es una instigación contra el orden, la prosperidad, y los brillantes destinos que esperan a la América.

El abandono en que se nos ha dejado es el motivo que puede, en algún tiempo, desesperar al partido independiente, hasta hacerlo proclamar máximas demagógicas para atraerse la causa popular; esta indiferencia repito es una causa inmediata que puede producir la subversión y que sin duda forzará al partido débil en algunas partes de la América a adoptar medidas, las más perniciosas, pero las más necesarias para la salvación de los americanos que actualmente se hallan comprometidos en la defensa de su patria, contra una persecución desconocida en todo otro país que la América española.

La desesperación no escoge los medios que la sacan del peligro (1983, p.68) Conclusión Para Bolívar, tanto en la Nueva Granada como en las nuevas naciones en formación, existió la posibilidad de promover las ideas de libertad, patria y propiedad en correspondencia con las condiciones reales de vida de sus habitantes en la guerra de Independencia entre 1810 y 1816.

En el subcontinente suramericano, en donde la absoluta mayoría de sus habitantes se encontraba en condiciones deprimentes y vivía en la ignorancia, para atraer a estos habitantes a la causa de la Independencia era necesario que la élite económica y social les hubiese presentado un programa de transformaciones sociales comprensible.

Ellos habrían comprendido la guerra de Independencia a partir de medidas que consideraran la distribución de la tierra, la liquidación de impuestos y de decisiones prohibitivas que impedían el desarrollo del comercio y la agricultura, que apoyaran a los campesinos en el cultivo de la tierra, a los trabajadores en el desarrollo de sus oficios y a los pequeños ganaderos en la cría y comercio del ganado.

Estas medidas tuvieron posibilidad de realizarse en la medida en que la nueva economía latinoamericana hubiese logrado negociar ventajosamente con la expansión industrial y comercial de las naciones europeas, las cuales requerían de su producción agrícola y ganadera.

En síntesis, se necesitaban medidas que propiciaran la solución tanto de las necesidades populares como de los intereses reales de las nuevas élites; estas medidas hubiesen posibles si las élites hubieran optado por un programa de gobierno que desbordara sus intereses inmediatos y propiciara un modelo de régimen social democrático.

Pie de página 1 El 25 de julio de 1812, el ejército republicano de Venezuela estaba cercado en La Victoria, en inmediaciones a Caracas, por las fuerzas realistas comandadas por Monteverde. En Puerto Cabello varios oficiales patriotas, entre ellos Bolívar luchaban por recuperar el fuerte de San Felipe y confiaban en la ayuda de Miranda para culminar la acción y continuar la lucha.

El General del ejército venezolano decidió capitular y delegar el mando. Esta acción fue interpretada por Bolívar y otros como traición a la patria. En el camino de la fuga de los españoles, Miranda y los jóvenes oficiales se encontraron en La Guaira. El General planeaba abordar el buque inglés Sapphire y abandonar Venezuela, lo cual fue impedido por los patriotas, quienes lo arrestaron y entregaron a Monteverde.

Días más tarde, Bolívar logró obtener del comandante español un pasaporte y la salida del país. Los seguidores de Miranda consideraron la acción, como un complot contra su jefe (Grigulévich, 1978, pp.120-129). Referencias Bibliográficas Arévalo O., I. (1984).

Simón Bolívar y la lucha por la independencia de la Nueva Granada. Moscú: Universidad de la Amistad con los Pueblos. Bolívar, S. (Septiembre de 1815). Señor redactor o editor de la Gaceta Real de Jamaica. Kingston. En V.V. Volski, I.R. Grigulévich, y A.F. Shulgovski (comps.), Simon Bolivar. Obras escogidas: discursos, artículos, cartas, liamamientos, 1812-1830 (pp.65 – 69).

Moscú; Nauka. Bolívar, S. (1970). Documentos. Los orígenes de la dependencia neocolonial. Bogotá: Frente de Estudios Sociales, Fundación Editorial. Bolívar, S. (1981). Carta al Soberano Congreso de la Nueva Granada. Cómo nació la República de Colombia. Bogotá: Banco de la República.

  1. Bolívar, S. (1982).
  2. Contestación de un americano meridional a un caballero de esta isla.
  3. Bogotá: Oveja Negra.
  4. Dessau, A. (2000).
  5. Bolívar en la historia del pensamiento filosófico y político de América Latina.
  6. Caracas: Ediciones Anfictiónicas.
  7. Ganiovsky, S.A. (1973). Colombia.
  8. Moscú: Editorial Moscú,
  9. Garrido, M.

(2009). “Nueva Granada entre el orden colonial y el republicano: lenguaje e imaginarios sociales y políticos”. En: Palacios, M. (Coordinador.). Las independencias hispanoamericanas. Bogotá: Norma, pp.93-125. Grigulevich, I.P. (1980) Bolívar, Nuestro contemporáneo.

  • Revista América Latina, No.10, 4-13.
  • Ilina, N.G. (1976).
  • Colombia: de la colonia hasta la independencia.1781-1819.
  • Moscú: Nauka.
  • Ilina, N.G. (1984).
  • La guerra de Independencia en Colombia (1810-1824).
  • Moscú: Nauka.
  • Lavretski (Grigulevich), I.P. (1882).
  • Simón Bolívar.
  • Moscú: Progreso. Leal, C.
  • Y Falcón, F. (2009).
  • Las tres independencias de Venezuela: entre la lealtad y la libertad (1808-1830).

En: M. Palacios (Coord.), Las independencias hispanoamericanas (pp.61-92). Bogotá: Norma. Liévano, A, I. (1979). Bolívar. Bogotá: Oveja Negra. Marchuk, N.N. (1999). Las reformas liberales y la guerra de independencia de Latinoamérica. Moscú: Prometeo. Nariño, A.

  1. 1982). Escritos políticos.
  2. Bogotá: El Ancora Editores.
  3. Ocampo, J. (1989).
  4. El proceso político, militar y social de la independencia. En: C.
  5. Calderón (Coord.), Nueva Historia de Colombia (Vol.2) (pp.9-64).
  6. Bogotá: Planeta.
  7. Ramírez, E.P. (1964). Colombia.
  8. La Habana: Editorial Ciencias Sociales. Rivas, G. (Comp.). (2010).

Simón Bolivar. Obras completas (Vol 1.). Bogotá: FICA. Universidad Nacional de Colombia y Revista Semana (2010). La Patria Boba no, la Primera República. En, J.F. Hoyos (Ed.), Colombia, 200 años de identidad (Tomo 1) (pp.54-53). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia y Revista Semana.

¿Cuál es el ideario bolivariano?

IDEARIO BOLIVARIANO:350 PENSAMIENTOS DE SIMÓN BOLÍVAR Ideario Bolivariano De Simón Bolívar, el Libertador, se ha dicho mucho, existen millares de libros referentes a él; y se lo ha interpretado desde las más diversas posturas ideológicas y políticas.

Por ello, presentamos este trabajo, que es una visión directa y clara del pensamiento de Simón Bolívar y de su obra histórica, sin juicios ideológicos personales. El “Ideario Bolivariano” consta de 350 pensamientos de Simón Bolívar, extraídos de sus brillantes cartas y proclamas, bajo los capítulos: Pensamientos Militares, Pensamientos Políticos, Pensamientos Sobre Religión Y Filosofía, Pensamientos Generales, Pensamientos Sobre Sí Mismo Y Pensamientos Sobre El Pasado, Presente Y Porvenir De Hispanoamérica.

: IDEARIO BOLIVARIANO:350 PENSAMIENTOS DE SIMÓN BOLÍVAR

¿Qué inspiró a Simón Bolívar?

Bolívar fue estableciendo su ideal político, inspirado en los pensadores más importantes de la época como Montesquieu, Voltaire o Rousseau.

¿Cuál era el nombre del caballo de Simón Bolívar?

Palomo (caballo)

Palomo
Retrato ecuestre de Simón Bolívar montado en el lomo de Palomo por Arturo Michelena (1898).
Información biológica
Especie Caballo
Sexo Macho

¿Quién fue el mayor Libertador de América?

“A Bolívar no se le puede ver por encima del hombro, ni como general, ni como estadista, ni como escritor, ni como legislador, ni como tribuno. Bolívar es uno de los más complejos y hermosos especímenes de Humanidad.” Rufino Blanco Fombona Escritor, diplomático y editor venezolano Simón Bolívar, conocido como el “Libertador de América”, fue un militar y político venezolano que por 20 años combatió contra la corona española para lograr la independencia de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Nació en la ciudad de Caracas el 24 de julio de 1783, en una familia de origen vasco de la hidalguía criolla venezolana. A los catorce años, ingresó como cadete en el Batallón de Milicias de Blancos de los Valles de Aragua, del cual había sido coronel años atrás su propio padre. En julio del año siguiente, cuando fue ascendido a subteniente, se anotó en su hoja de servicios: Valor: conocido; aplicación: sobresaliente.

Bolívar supo combinar el adiestramiento práctico en sus deberes militares y el aprendizaje teórico de materias fundamentales para la formación castrense como matemáticas, dibujo topográfico y física, Tras la caída de la Primera República de Venezuela (1810-1812) se exilió en Cartagena, y buscó ayuda de la Nueva Granada para recuperar su país.

  • El 14 de mayo de 1813 dirigió la Campaña Admirable, que inicio en San José de Cúcuta, en Colombia, para combatir las fuerzas de enemigas para llegar el 6 de agosto del mismo año hasta Caracas, Venezuela.
  • Su desempeño fue admirable a tal grado que fue proclamado como El Libertador.
  • A partir de ese momento, lideró el destino de su país en la Segunda República de Venezuela (1813-1814), hasta la violenta reconquista española.

Nuevamente, Bolívar se dirigió a la Nueva Granada en busca de apoyo. Desde ese lugar comandó lideró un ejército para unificar las provincias de Santa Fe y Tunja para someter a las fuerzas realistas en Santa Marta, Colombia, pero fue derrotado en Cartagena por sus rivales, por lo cual huyó a Jamaica,

Durante su estancia en Jamaica, Bolívar publicó el 6 de septiembre de 1815 la carta nombrada Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta isla, también conocida como la Carta de Jamaica. El texto fue una respuesta al inglés Henry Cullen, quien reveló cierto interés por los movimientos independentistas en América.

En el documento, Bolívar ofreció una descripción detallada de los diferentes territorios y sus particulares sistemas económicos. Es probable que el conocimiento fuera obtenido de sus campañas a lo largo de América, y también buscaba el apoyo económico de Inglaterra.

El 15 de febrero de 1819, durante el Congreso de Angostura, enunció El Discurso de Angostura, uno de sus escritos más sobresalientes que elaboró durante su vida. En el documento presentó un proyecto de constitución y la advertencia siguiente: los emergentes estados nacionales y sus instituciones deberían responder a sus necesidades propias, sin tomar modelos de otros países,

Después, Bolívar continuó con sus batallas a favor de la libertad. El 7 de agosto de 1819 cruzó la cordillera de los Andes y venció a las tropas españolas en la batalla de Boyacá. Por tal motivo consiguió la independencia de la región de Nueva Granada, en específico del territorio actual de Colombia.

  1. Dos años después, el 24 de junio de 1821, tras una tregua aseguró la independencia de Venezuela al derrotar a los españoles en la batalla de Carabobo,
  2. Una de las grandes esperanzas de Bolívar fue la gran confederación de todas las antiguas colonias españolas de América, cuya inspiración era el modelo de los Estados Unidos.

Por esta razón convocó en 1826 al Congreso de Panamá, para organizar una confederación de naciones americanas que debían apoyarse de manera mutua y cooperar como socios para un bien común. Sin embargo, no logró su cometido, y quizás de esa situación enunciara su frase: ‘‘He arado en el mar y sembrado en el viento”.

La oración refiere el sueño bolivariano de una gran nación americana, pero observo como su anhelo se incumpliría por las diferencias entre las nuevas naciones. Simón Bolívar sobresalió entre sus contemporáneos por su inteligencia, voluntad y abnegación. Estas cualidades le permitieron combatir por la libertad de varias naciones.

A lado de José de San Martín, encabezaron movimientos a favor de la emancipación de los territorios americanos. El 17 de diciembre de 1830 falleció, en Santa Marta, Colombia y sus restos fueron transportados a Venezuela en 1842, los cuales reposan hoy en el Panteón Nacional,

¿Quién dijo dos soles no pueden brillar en un mismo lugar?

CINE Nota sobre «Las malas intenciones» (Perú) por Brita Bamert — nota de Brita Bamert de © PuntoLatino sobre «Las malas intenciones» de Rosario García Montero (Perú) — Las malas intenciones las tiene Cayetana de los Heros, una niña de nueve años que crece en una familia de clase alta en Lima, Perú.

  • Se burla de las empleadas, roba dinero de sus padres y susurra palabras negativas como „Masacre” y „Machete” en la oreja de su prima y su madre cuando están dormidas.
  • Vive en su mundo imaginario donde habla con sus amigos, los héroes nacionales del Perú.
  • De Simón Bolívar, el luchador de independencia por ejemplo, viene la frase del título que sirve de hilo conductor a las ocurrencias de Cayetana.

Se refiere a su futuro hermano, está segura de que ella misma morirá cuando su hermano nazca porque dos soles no pueden brillar juntos en el mismo cielo. En general el tema de la muerte está omnipresente en el mundo de Cayetana y provoca un ambiente deprimido durante toda la película.

  1. La imagen habitual de la infancia alegre se despedaza viendo como Cayetana lucha por el reconocimiento y el amor de sus padres y especialmente los de su madre.
  2. Yo no soy invisible!” grita fuera del coche al final de la película, poniendo la cara en el viento.
  3. Así que se puede decir que además de la muerte, la relación entre padres e hijos es un gran tema en la obra.

Los padres de Cayetana están divorciados. El padre no le hace mucho caso y la madre está casada de nuevo y viajando constantemente. No recibe atención ni cariño de sus padres y por ésta razón vive en un mundo solitario y si se puede llamar un poco sombrío.

Rosario García-Montero ha ganado varios premios nacionales e internacionales con su drama que ha sido mostrado por primera vez en Berlinale 2011. Fue seleccionada Mejor Película Peruana en el festival de cine en Lima, Mejor Largometraje Latinoamericano en el Festival de Cine de Mar del Plata en Argentina, Premio a la Mejor Actriz (Fátima Buntinx en el rol de Cayetana) en el festival de cine Marsella (Francia) y muchos más.

García-Montero es una de las nuevas caras en cine independiente de la cual podemos esperar más obras en el futuro.→, : CINE Nota sobre «Las malas intenciones» (Perú) por Brita Bamert

¿Qué obras realizó Simón Bolívar en el Perú?

Las batallas de Junín y Ayacucho sellaron la independencia del Perú. Luego de asumir la presidencia, Bolívar dio inicio a su viaje por el surandino. En el Cuzco dictó una serie de decretos ‘indigenistas’ y en el Alto Perú redactó la constitución vitalicia, también conocida como la constitución boliviana de 1826.

¿Cómo dividió Bolívar el territorio peruano?

División administrativa Bambamarca, creado en la época de la independencia. Condormarca, creado por la Ley 2346, del 20 de noviembre de 1916. Longotea, creado por la Ley 2346, del 20 de noviembre de 1916. Uchumarca, creado por la Ley 2346, del 20 de noviembre de 1916.