Para Que Sirven Los Impuestos En El Peru

Para Que Sirven Los Impuestos En El Peru
Los tributos son un componente esencial para mantener el funcionamiento del Estado peruano y permitir la inversión en infraestructura pública y otros programas sociales.

¿Cuál es el uso de los impuestos en el Perú?

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS IMPUESTOS? – La recaudación de tributos es la principal fuente de ingresos del Estado, sin ellos no sería posible mantener un país. Los impuestos sirven para pagar los gastos del Estado, gracias a estos es posible financiar la construcción de obras públicas como carreteras, estaciones eléctricas, aeropuertos, etc.

  • También permiten cubrir los gastos que se invierten en salud (atenciones durante de la pandemia por el COVID-19 y las vacunas, por ejemplo), educación, seguridad, ayudas sociales, entre otros.
  • Los impuestos también sirven para pagar los sueldos a los gobernantes y a todo funcionario público, así como a las Fuerzas Armadas, la Policía, municipios, maestros de escuelas públicas, etc.

También se destina para pagar la deuda pública. Para Que Sirven Los Impuestos En El Peru Los fondos para la vacunación contra el coronavirus (COVID-19) sale del pago de impuestos (Foto: Minsa)

¿Cuál es el propósito de los impuestos?

Los impuestos, en todos los sistemas económicos de los países, sirven para proveer de recursos al gobierno y éste pueda alcanzar los objetivos propuestos en su planeación.

¿Qué son los impuestos y cuál es su utilidad?

6.2 Exposición de profesor – Un grupo de amigos va de noche al polideportivo de su pueblo o de su ciudad a entrenar. Luego irán a nadar. Mañana tienen que acudir a la biblioteca municipal, después de salir de clase, para hacer un trabajo y, si les queda tiempo, irán al parque a jugar.

El domingo, después del partido de baloncesto que tienen en el colegio, quieren visitar a un compañero que acaba de salir del hospital en el que le han operado de una lesión en la rodilla. Mientras van por las calles, pasan al lado de las farolas, de los contenedores de basuras, de los semáforos, de los bancos, de los jardines, del edificio de bomberos y del de la Policía.

Todo transcurre tal como lo tenían planeado, excepto la visita al compañero operado, que no pueden hacer porque en la calle en la que vive no hay luz. Unos gamberros rompieron las farolas y no se ve nada. Entonces, uno de ellos piensa en el problema que supondría la falta de alumbrado público, o si no hubiera agua en las casas, si no hubiera servicio de recogida de basuras, si no hubiera hospitales públicos ni institutos ni bibliotecas ni polideportivos ni parques.

Otro dice que hay más gastos públicos, además de los que ha enumerado su amigo, y señala los que son necesarios para el sostenimiento de las Fuerzas Armadas, la Policía, la Administración de Justicia o el cuidado del medio ambiente y la protección de la naturaleza. Y otro piensa que dañar los jardines, las farolas, los contenedores y cualquier mobiliario público supone un perjuicio para todos, que tendremos que pagar entre todos.

El grupo habla sobre el tema y se da cuenta, por primera vez, de que los bienes y servicios públicos son de interés también para ellos. Además, comentan la importancia que tiene la educación, ya que cuanto mejor sea ésta habrá menos actos incívicos y, por consiguiente, menores serán los gastos dedicados a arreglar destrozos.

  • Para el compañero lesionado en la rodilla habría sido un problema que no hubiera existido un hospital público y personal sanitario cualificado a su disposición y, además, gratis.
  • Su madre gana muy poco y su padre no tiene trabajo, pero la operación no le ha costado dinero porque en España hay una sanidad pública gratuita para todos los ciudadanos.

Para que a este amigo la operación no le haya costado nada, el conjunto de los ciudadanos (también él y su familia) tenemos que aportar unas cantidades de dinero, fundamentalmente mediante los impuestos, que constituyen un gran fondo (ingresos públicos) con el que pagar los gastos públicos que las personas hacemos.

Por ello, es importante que todos paguemos las cantidades (impuestos) que determinan las leyes, porque cuanto mejor cumplamos con nuestras obligaciones como ciudadanos, mejores servicios públicos tendremos y mejor será nuestra forma de vida. Los impuestos, por tanto, son unas cantidades de dinero que tienen que pagar los ciudadanos, obligados por ley, para que el Estado, las Comunidades autónomas y los Ayuntamientos dispongan de los recursos suficientes con los que pagar los gastos públicos.

El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en Comunidades autónomas. Todas estas entidades gozan, según la Constitución, de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses. Y todas cuentan con sus propios presupuestos.

  • Así, corresponde al Gobierno la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado y a las Cortes Generales su examen y aprobación.
  • A los gobiernos de las Comunidades autónomas también les corresponde la elaboración de sus respectivos presupuestos y a sus Asambleas Legislativas la aprobación de los mismos.
You might be interested:  Que Hora Es En Lima Peru Ahora Mismo

Los equipos de gobierno de los Ayuntamientos igualmente hacen unos presupuestos, en este caso locales, que se deben aprobar por la mayoría de la corporación municipal en los correspondientes plenos. La Ley que aprueba los Presupuestos Generales del Estado es probablemente la ley más importante de un país.

  • El Parlamento, que en España se llama Cortes Generales, puede modificar su contenido e incluso devolver el proyecto al Gobierno cuando se somete a su aprobación.
  • El debate anual sobre los Presupuestos lleva a analizar asuntos de gran importancia, como modificaciones de impuestos; revisión de las pensiones y de los salarios de los funcionarios; aprobación de grandes proyectos de inversión previstos: carreteras, autopistas, ferrocarriles, aeropuertos; o autorización de operaciones de endeudamiento, que el Gobierno precisa realizar para cubrir aquellos gastos que no podrán ser atendidos con los ingresos tributarios corrientes.

Por tanto, los Presupuestos Generales del Estado, que tienen carácter anual, incluyen la totalidad de los gastos e ingresos del sector público estatal. El Gobierno deberá presentarlos ante el Congreso de los Diputados al menos tres meses antes de que finalicen los del año anterior. ¿EN QUÉ SE GASTAN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS UN EURO (1 €)

¿Los peruanos pagan impuestos?

El impuesto sobre la renta de las personas físicas en Perú se determina por el domicilio y no por la residencia (consulte la sección Residencia para obtener más información sobre la determinación del domicilio). Las personas físicas domiciliadas están sujetas al impuesto sobre la renta sobre sus rentas mundiales, mientras que las personas no domiciliadas sólo tributan sobre sus rentas de fuente peruana.

¿Qué sucede si se evade el pago de los impuestos?

Esa falta de cumplimiento puede derivar en pérdida efectiva de ingresos para el fisco (por ejemplo, casos de morosidad, de omisión de pago, de defraudación y contrabando) o no (por ejemplo, un contribuyente que no presenta o presenta fuera del plazo una declaración de impuesto sin tener que liquidar y pagar impuesto).

¿Dónde va el dinero de la declaracion de la renta?

¿Dónde van impuestos que pagas en la renta? La mayor parte se destina a pagar prestaciones sociales y sanidad La campaña de la Renta 2016 ya ha comenzado. El pasado miércoles 5 de abril arrancó el plazo para solicitar el borrador con el programa Renta Web y poder presentarlo hasta las 23.59 del 30 de junio de 2017.

  • La recaudación obtenida con los ingresos del IRPF recaudado se reparte entre el Estado, las comunidades autónomas y los Ayuntamientos.
  • Estas administraciones destinan el dinero a las diferentes políticas de gasto.
  • La Agencia Tributaria ofrece en el borrador de la declaración de la renta el destino de estos recursos.

La parte fundamental de la recaudación va a parar a las pensiones y otras prestaciones sociales, que se queda con un 39%. Le sigue sanidad (14%) y educación y asuntos económicos (10%). Además, los intereses de la deuda que arrastra España suponen un 7%, es decir, 0,70 euros de cada diez recaudados.

  1. Las pensiones y otras prestaciones sociales —entre las que está la prestación por desempleo— se quedan un año más con la mayor parte del pastel.
  2. Casi cuatro de cada diez euros irán a parar a este concepto.
  3. No hay otra partida con tal peso.
  4. De hecho, le sigue la sanidad pública, que se queda con un 14% del total de lo obtenido con las retenciones del IRPF y la liquidación del impuesto sobre la renta (IRPF).

Los siguientes conceptos que más dinero de lo recaudado se quedan son educación y asuntos económicos. A estas partidas se destina uno de cada diez euros respectivamente. Dentro de los asuntos económicos están los gastos destinados a infraestructuras, agricultura, energía y emprendedores, entre otros.

  • Así, las cuatro principales partidas (pensiones, sanidad, educación e intereses de la deuda) suponen el 73% del total de lo recaudado.
  • Es decir, algo más de siete de cada diez euros.
  • Estos gastos son bastantes eficientes.
  • Son intensivos en personal productivo como médicos, enfermeras, profesores o van a pagar prestaciones sociales (pensiones y paro) reconocidas en la ley.
You might be interested:  Que Es El Impuesto Selectivo Al Consumo Peru

El resto de la recaudación se dirige a servicios públicos generales (8%), tales como gastos de instituciones, ayuda al desarrollo y organizaciones internacionales, entre otros. La sexta mayor partida está destinada a intereses. Es decir, 0,70 euros de cada diez se destinan al pago de los intereses de la deuda que paga España.

Las partidas que restan son orden público y seguridad (5%), defensa (2%), política de cultura, deporte y otros (2%), medio ambiente (2%), y vivienda y servicios sanitarios (1%), según la intervención general de la Administración del Estado. Lo que no se incluye en este reparto, según señala Hacienda, son las «ayudas a instituciones financieras» del concepto asuntos económicos.

: ¿Dónde van impuestos que pagas en la renta?

¿Qué es el IVA y qué significa?

¿Qué es el IVA? – El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto indirecto que grava el consumo. Es un incremento de un porcentaje en el precio de cada artículo que compramos y de cada servicio que recibimos. En cada compra pagamos el precio del bien más el porcentaje de impuestos que se le aplica a su coste. Para Que Sirven Los Impuestos En El Peru

¿Dónde va el dinero de la SUNAT?

¿Cómo se hará la devolución? – La devolución de ese saldo se efectúa de manera automática, sin necesidad de hacer alguna gestión personal, con el depósito en su cuenta bancaria, siempre y cuando el propio trabajador o su empleador haya registrado su Código de Cuenta Interbancario (CCI) en la Sunat.

¿Cuántas rentas se paga en el Perú?

¿Qué es el impuesto sobre la renta? – Se trata del impuesto que se debe pagar por todos los ingresos que recibimos, ya sea que se trate de renta de trabajo o renta de capital. Entonces, si actualmente llevas a cabo cualquier actividad que te brinda una fuente de ingresos, estás obligado a cumplir con él.

¿Quién controla a la SUNAT?

Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) es una entidad adscrita a Ministerio de Economía y Finanzas.

¿Quién no paga impuestos en el Perú?

Sunat: qué personas no tienen la obligación de pagar el Impuesto a la Renta en 2023 – De acuerdo con lo establecido por la Sunat, no están obligados a declarar:

Los trabajadores independientes (con Rentas de Cuarta Categoría) que emitan recibos por honorarios y perciban ingresos mensuales que no superen los S/3,609.Aquellos profesionales que tengan funciones de directores de empresas, síndicos, mandatarios, gestores de negocios, albaceas o similares y perciban rentas por dichas funciones y además otras de Cuarta y/o Quinta Categoría y que el total de lo percibido en el mes no supere los S/2,888.

MIRA AQUÍ: ¿Por cuánto tiempo permanece el alcohol en el cuerpo? Mira aquí lo que dice la ciencia

¿Quién paga el IVA en Perú?

Para efectos del IVA, el contribuyente es cualquier entidad comercial que realice cualquiera de las operaciones gravadas antes indicadas en el curso de sus negocios en el Perú. Asimismo, el establecimiento permanente de una empresa extranjera también está sujeto al IVA.

¿Qué es el IGV en Perú?

Como su nombre lo indica, el IGV es un impuesto general que se aplica sobre el valor final de venta de un producto, antes de llegar a manos del consumidor y su costo es 18% mayor que el valor final de venta del producto. Además, entre los datos interesantes sobre Perú, está que los extranjeros siempre pagaron IVA en Perú (En este caso, el IGV).

¿Cuántos tipos de impuestos hay en el Perú?

En el Perú hay aproximadamente 10 tipos de impuestos en diferentes actividades económicas.

¿Cuánto cobran los impuestos en Perú?

Impuestos personales El impuesto sobre un ingreso anual de hasta 5 UIT es 8%; De 5 a 20 UIT la tasa es 14%; De 20 a 35 UIT la tasa es de 17%; De 35 a 45 UIT la tasa es del 20% y para un ingreso de más de 45 UIT la tasa es del 30%.

¿Cuáles son los principales ingresos del Estado peruano?

En 2014, la Sunat recaudó un total de S/.119,205 millones (un 5.2% más que en 2013), de los cuales, manteniendo la estructura del año pasado, un 68% correspondió a tributos internos, un 21% a tributos aduaneros (recaudados en importaciones), un 10% a contribuciones sociales (EsSalud y ONP) y un 1% a ingresos no tributarios (como regalías y gravámenes especiales a la minería).

Como podemos observar, la recaudación interna es -y ha sido históricamente- la principal fuente de recursos del Estado peruano. Durante 2014, la Sunat recaudó, por concepto de tributos internos, un total de S/.81,104 millones, por lo que resulta interesante preguntarnos a quiénes se carga, en su mayoría, con los ingresos del Estado peruano.

Siempre la misma historia En lo que respecta a tributos internos, un primer gran grupo lo conforman todos aquellos que pagan impuesto a la renta (IR). La Sunat recaudó por este concepto, en 2014, un total de S/.40,157 millones, monto un 10% mayor al obtenido el año anterior (a diferencia de 2013, cuando la recaudación por IR se contrajo un 2%). Dentro de esta categoría, la estructura se mantiene. La mayor participación la obtuvo la renta de tercera categoría (46%), que grava la renta obtenida por las empresas y cuya recaudación cayó un 5.6% respecto al año anterior (tendencia que se mantiene desde 2012), principalmente por la menor recaudación en el sector minero (-36%) y en servicios de intermediación financiera (-12%).

Le sigue la renta de quinta categoría (21%), que grava la remuneración que todo trabajador formal dependiente recibe por sus servicios (planilla), y que registró un crecimiento del 8.3%. Por su parte, la renta de los no domiciliados representó, en 2014, el 15% del IR recaudado, casi el doble de su participación en el IR 2013, con un crecimiento del 112%.

Las rentas de primera, segunda y cuarta categoría son las que menos aportaron a la recaudación de este impuesto, con participaciones del 0.9%, 3% y 2.1%, respectivamente. Cabe mencionar que la renta de primera categoría grava el arrendamiento o alquiler de bienes muebles e inmuebles, la de segunda grava las ganancias de capital provenientes de la enajenación de valores mobiliarios y la de cuarta grava los ingresos generados por los trabajadores independientes que emiten recibos por honorarios.

  1. Por su parte, los impuestos a la producción y el consumo son el segundo gran grupo.
  2. En 2014, la Sunat recaudó por este concepto un total de S/.32,610 millones, con un crecimiento del 4.2% respecto a 2013.
  3. Este grupo está conformado principalmente por el impuesto general a las ventas – IGV (88%), cuya recaudación creció un 5.8%, liderada por los sectores de servicios (+11%) y comercio (+6%); y, con una menor participación, el impuesto selectivo al consumo – ISC (11.5%), principalmente compuesto por el ISC a la cerveza (54%) y a los combustibles (28%), cuya recaudación se contrajo un 6.3%.
You might be interested:  Como Enviar Dinero De Chile A Peru

Finalmente, la Sunat recaudó un total de S/.8,336 millones correspondientes a “otros ingresos” (-6.2%), que incluye como principales partidas al impuesto temporal a los activos netos, las multas y las apropiaciones de cuentas de detracciones que efectúa la Superintendencia.

Así, en términos generales, los ingresos del Estado provienen principalmente de las empresas y los trabajadores formales vía las rentas de tercera y quinta categoría, y casi en igual proporción por el IGV. Más aún, de los S/.18,535 millones recaudados en 2014 por concepto de renta de tercera categoría (que por sí sola representa un 23% de todos los tributos internos recaudados por la Sunat), S/.14,732 millones fueron aportados por los Principales Contribuyentes, que son 13,657, de un universo de más de 7 millones a nivel nacional.

Es decir, tan solo un 0.2% del total de contribuyentes aporta el 80% de la recaudación del IR de tercera categoría, y el 18% del total de tributos internos. Esta estructura desproporcionada no le permite al Perú alcanzar una presión tributaria acorde con el resto de sus pares.

Según datos de la Sunat, la presión tributaria habría alcanzado el 16% en 2012, a diferencia de Chile, por ejemplo, que según información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés), alcanzó en dicho año una presión tributaria del 21.4%, o de México, que alcanzó el 19.6%, encontrándonos también por debajo del promedio de las economías de este bloque (33.7%).

Según la Sunat, la presión tributaria habría sido del 16% para 2013 y se estima un 16.5% para 2014, por lo que el panorama no es del todo alentador. El problema es evidente: existe una gran cantidad de establecimientos que no ofrecen boletas ni facturas de venta, ni aunque el cliente lo solicite.

  • Cientos de miles de informales operan día a día a vista y paciencia de todos.
  • Mientras tanto, el 0.2% de contribuyentes formales, que mantienen sus declaraciones tributarias en regla, son foco de constantes fiscalizaciones, decisiones discrecionales y muchas veces hasta irracionales por parte de la Superintendencia.

Si queremos estar a la par con países de los estándares de la OECD, esto debe cambiar. La Sunat debe dejar de invertir tanto tiempo y recursos humanos en los contribuyentes formales y comenzar a trabajar intensivamente en la búsqueda, identificación y fiscalización de todos los que operan de manera informal.

De lo contrario, nuestra estructura tributaria seguirá haciendo agua. Dicho esto, las recientes declaraciones de la actual superintendente de la Sunat, Tania Quispe, resultan precisas en el sentido de enfocar las acciones de la institución justamente en el combate a la informalidad. Siendo el camino correcto a seguir, esperamos que este año los resultados reflejen dicho actuar.

Seleccionados como tales por sus niveles de recaudación, ventas, compras y activos.