Alprazolam Para Que Sirve

Alprazolam Para Que Sirve
Alprazolam se utiliza para tratar los trastornos de ansiedad y el trastorno de pánico (ataques repentinos e inesperados de miedo extremo y preocupación por estos ataques).

¿Qué es alprazolam sirve para dormir?

Las benzodiacepinas (diazepam, lorazepam, alprazolam, bromazepam, zolpidem, ) tienen una acción rápida en los trastornos de ansiedad e insomnio y son eficaces en tratamientos a corto plazo, las primeras semanas. Sin embargo, cuando se toman durante demasiado tiempo, pierden su efecto beneficioso.

Además, pueden producir efectos adversos como pérdida de memoria y de reflejos, confusión y mayor riesgo de caídas y fracturas, especialmente en los pacientes mayores. Por este motivo es conveniente tomar estos medicamentos solamente si son necesarios, durante periodos cortos de tiempo y suspenderlos cuando han cumplido su función.

Cuando se toman durante demasiado tiempo no resulta fácil dejarlos. Son fármacos adictivos que, cuando se retiran de forma brusca, pueden producir síntomas de dependencia como ansiedad, temblor, insomnio, irritabilidad, malestar, etc. Nunca debe dejar de tomarlos de forma brusca.

¿Cuánto tiempo te hace dormir el alprazolam?

Alprazolam es mejor hipnótico, porque la duración de su efecto se aproxima más a las ocho horas de sueño.

¿Cómo debo tomar alprazolam para dormir?

Alprazolam

  • Alprazolam
  • Tabletas
  • FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:
  • Cada Tableta contiene:

Alprazolam.0.25 y 2 mg

  1. INDICACIONES TERAPÉUTICAS: alprazolam es útil para el tratamiento de los diferentes cuadros asociados con los síntomas de ansiedad como la neurosis de ansiedad, el trastorno de pánico, etc.
  2. Ansiedad asociada con depresión: Esto se puede describir varia­da­mente como una mezcla de ansiedad-depre­sión, ansiedad asociada con la depresión.
  3. Trastornos de pánico: Esto incluye los trastornos de pánico con o sin agorafobia.
  4. CONTRAINDICACIONES:
  5. Alprazolam está contraindicado en pacientes con sensibilidad conocida a las benzodiacepinas.
  6. PRECAUCIONES GENERALES:

No se ha establecido el uso en la depresión. El uso de benzodiacepinas solas en la depresión puede agravar el cuadro clínico. La habituación y dependencia emocional/física se puede presentar con alprazolam, Se debe tener precaución especial al prescribir benzodia­cepinas en pacientes que están propensos al abuso de drogas (por ejemplo, alcohólicos o adictos a drogas) debido a su predisposición a la habituación y a la dependencia.

Los síntomas después de una disminución rápida o la descontinuación abrupta de las benzodiacepinas incluyendo al alprazolam varían desde una disforia leve e insomnio hasta un síndrome mayor que puede incluir calambres abdominales y musculatorios, vómito, sudoración, temblor y convulsiones. Adicionalmente, se ha presentado ansiedad y/o ataques de pánico de rebote e hipomanía o manía con la disminución rápida o la descontinuación rápida de la terapia con alprazolam,

Los trastornos de pánico se han asociado con los trastornos depresivos. Por tanto, se debe tener máxima precaución con el uso concomitante de alprazolam y medicamentos psicotrópicos.

  • Se les debe advertir a los pacientes acerca del uso de alprazolam mientras se están manejando vehículos motorizados o se estén realizando otras actividades peligrosas.
  • alprazolam, y en general todas las benzodiacepinas, deben administrarse con precaución en los siguientes casos: pacientes con intoxicación etílica aguda o por otros depresores del SNC, pacientes en coma, shock, con glaucoma de ángulo agudo, hipercinéticos, con miastenia gravis, con trastornos orgánicos cerebrales, con porfiria o psicosis, así como en los pacientes con enfermedad pulmonar primaria, apnea del sueño o en aquéllos en los que la disminución del reflejo de la tos pueda ser peligrosa.
  • RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:
  • Categoría de uso en el embarazo, D: Existe el riesgo de malformaciones congénitas en niños de los padres que hayan recibido benzodia­cepinas durante el embarazo.

Este riesgo no se puede cuantificar para alpra­zolam, pero como el uso de benzodiacepinas no suele ser una situación urgente se recomienda no utilizarlas durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. El uso de benzodia­ce­pinas de manera regular durante el embarazo ha sido asociado al desarrollo de dependencia física y síntomas de supresión en los neonatos.

De la misma forma su uso como hipnótico durante las últimas semanas del embarazo puede provocar depresión respiratoria, hipotermia y otras com­plicaciones al nacimiento. No se debe tener lactancia mientras se esté recibiendo alprazolam, La administración de benzodiacepinas durante la lactancia puede provocar letargo y pérdida de peso en el lactante.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las reacciones adversas reportadas por los pacientes tratados con alprazolam se observan generalmente al inicio de la terapia y desaparecen con la descontinuación del medicamento y la disminución de la dosis. Las reacciones adversas más comunes al alprazolam fueron somnolencia y un ligero dolor de cabeza/mareo.

  • Reacciones adversas menos comunes fueron visión borrosa, dolor de cabeza, depresión, insomnio, nerviosismo/ansiedad, temblor, cambio en el peso, disfunción de la memoria/amnesia, trastorno de la coordinación, diferentes síntomas gastrointestinales y manifestaciones autonó­micas.
  • Adicionalmente, las siguientes reacciones adversas se han reportado en asociación con el uso de benzodia­cepinas ansiolíticas incluyendo alprazo­lam : distonía, irritabilidad, anorexia, fatiga, lenguaje cercenado, debilidad musculosquelética, cambios de la líbido, irregularidades mens­truales, incontinencia, retención urinaria y función hepática anormal.

Rara vez se ha reportado un incremento en la presión intraocular. Reacciones adversas reportadas por lo pacientes tratados con alpra­zolam para trastornos de pánico en los estudios clínicos son: sedación, somnolencia, fatiga, ataxia, alteración de la coordinación y lenguaje cercenado.

  1. Las reacciones adversas menos comunes fueron la alteración del estado de ánimo, síntomas gastrointestinales, dermatitis, problemas de memoria, disfunción sexual, daño intelectual y confusión.
  2. Al igual que con otras benzodiacepinas, se han reportado en raras ocasiones reacciones como dificultad de concentración, confusión, alucinaciones, estimulación y efectos de comportamiento adversos como irritabilidad, agitación, furor o agresividad, o comportamiento hostil.
  3. En muchos de los reportes de casos espontáneos de efec­­tos adversos del comportamiento, los pacientes recibieron diferentes medicamentos con acción sobre el sistema nervioso central concomitantemente y/o se describieron por tener condiciones psiquiátricas.
  4. Reportes publicados aisladamente involucrando pequeños números de pacientes han sugerido que los que tengan trastornos de personalidad de límites, un historial previo de comportamiento violento o agresivo, o abuso de alcohol o sustancias, tienen riesgo de presentar dichas reacciones.
  5. Se han reportado instancias de irritabilidad, hostilidad o pensamientos intrusos durante la descontinuación de alprazolam en pacientes con trastornos de estrés post-­traumático.
  6. INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Las benzodiacepinas producen efectos depresivos del sistema nervioso central aditivos cuando se administran con alcohol o con otros medicamentos que produzcan la depresión del SNC.

La concentración plasmática de la imipramina y la desipramina se ha reportado que se incrementan en promedio de 31% y 20%, respectivamente, mediante la administración concomitante de alprazolam en dosis de hasta 4 mg/día. Se desconoce el significado clínico de estos cambios.

  • Los datos de los estudios clínicos con los medicamentos metabolizados similarmente al alprazolam dan la evidencia de varios grados de interacción y la posible interacción con alprazolam para un gran número de fármacos. Basándose en el grado de interacción y el tipo de datos disponibles, se hacen las siguientes recomendaciones:
  • • No está recomendada la coadministración de alpra­zolam con keto­conazol, itraconazol u otros anti­mi­cóticos del tipo de los azoles.
  • • Se recomienda la precaución y consideración de la re­ducción de dosis ­cuando alprazolam se coad­ministra con nefazodona, fluvo­xa­mina y cimetidina.
  • • Se recomienda tener precaución cuando alpra­zolam se coad­mi­nistra con fluoxetina, propoxifeno, anti­conceptivos orales, sertralina, diltiazem, o antibió­ticos macrólidos como la eritromicina y la trolena­domicina.
  • PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:
  • Debido a los efectos depresores del SNC, los pacientes que reciben alpra­zolam deben ser advertidos del riesgo de ocupaciones peligrosas que requieren un completo estado de alerta, como operar maquinaria o manejar vehículos de motor.

En algunos pacientes que reciben dosis recomendadas o dosis altas de alprazolam por periodos relativamente breves (de 1 semana a 4 meses), se han reportado convulsiones cuando se disminuye rápidamente. Por esta razón la dosis de alprazolam debe ser reducida o retirada gradualmente.

En ancianos o en pacientes debilitados es recomendable que la dosis que se debe utilizar sea la más baja y eficaz, a fin de evitar el desarrollo de ataxia o sobrese­da­ción. Para descontinuar el tratamiento de alprazolam, de acuerdo con la buena práctica médica, la dosis deberá reducirse lentamente.

Se sugiere que la dosis diaria de alprazolam disminuya a razón de 0.5 mg cada 3 días. Algunos pacientes quizá requieran una disminución de dosis más baja. Se han reportado síntomas por supresión posterior a una rápida o abrupta descontinuación de las benzodiace­pinas, incluyendo alprazolam,

  1. ­Éstos se han clasificado desde una ligera disforia e insomnio hasta un síndrome mayor, el cual puede incluir cólicos abdominales, vómito, sudoración, temblor y convulsiones, ansiedad y/o ataques de pánico de rebote e hipomanía y manía.
  2. La administración de alprazolam a pacientes con depresión severa o potencialmente suicidas, se deberá hacer con las precauciones apropiadas.

Con el empleo de alprazolam deben observarse las precauciones habituales en pacientes comprometidos en su función renal o he­pática. No está recomendado en pacientes cuyo diagnóstico primario sea esquizofrenia. Síntomas de abstinencia han sido reportados consecuentes a la suspensión brusca de otras benzodiacepinas.

  • Los individuos con inclinación al abuso de drogas, como los alcohólicos o drogadictos, deben ser estrechamente vigilados si reciben tratamiento con benzodiacepínicos en vista a su predisposición a la habituación y dependencia.
  • Carcinogénesis, mutagénesis, deterioro de la fertilidad: No se ha observado actividad carcinogenética potencial en ratas durante 24 meses de estudios con alprazolam en dosis arriba de 375 veces la dosis en seres humanos.

alprazolam no resultó mutagénico en la prueba del micronúcleo en la rata a dosis por arriba de 1250 veces de la empleada en seres humanos. alprazolam causó deterioro de la fertilidad en ratas a dosis por arriba de 62.5 veces la dosis en seres hu­manos.

  1. DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La dosis óptima se debe individualizar basándose en la severidad de los síntomas y la respuesta del paciente.
  2. En pacientes que requieren de una dosis mayor, la dosificación se debe incrementar con precaución para evitar las reacciones adversas.
  3. En general, los pacientes que no hayan recibido previamente medicamentos psico­trópicos requirirán de una menor dosis que los que hayan sido tratados previamente con tranquilizantes menores, antidepresivos o hipnóticos.

Se recomienda que el principio general de usar la dosis efectiva menor   se siga en pacientes mayores o en pacien­tes debilitados para evitar el desarrollo de ataxia o sobre­sedación. Ansiedad: 0.75 a 1.5 mg diarios, administrados en dosis divididas de 0.5 a 0.75 mg.

Trastornos de pánico: 0.5 a 1.0 mg administrados a la hora de dormir, o 0.5 mg tres veces al día. La dosis debe ajustarse a la respuesta del paciente con incrementos no mayores de 1 mg/día cada 3 a 4 días. Dosis adicionales se pueden establecer hasta obtener un horario de tres a cuatro veces al día. (La dosis pro­medio en un estudio multicéntrico grande fue de 5.7 ± 2.27 mg, con pacientes ocasionales que requieren un máximo de 10 mg por día).

Pacientes geriátricos: 0.5 a 4.0 mg administrados en dosis divididas de 0.5 a 0.75 mg/día, se puede incremen­tar gradualmente si se necesita y se to­lera. Duración del tratamiento: Hasta 4 meses para la ansiedad asociada con depresión y de hasta 8 meses para el tratamiento de trastornos de pánico con o sin evasión fóbica.

  1. Descontinuación del tratamiento: Para descontinuar el tratamiento en pacientes que toman alprazolam, la dosificación se debe reducir lentamente para mantener las buenas prácticas médicas.
  2. Se sugiere que la dosificación diaria de alprazolam disminuya en no más de 0.5 mg cada 3 días.
  3. Algunos pacientes requieren una disminución de la dosis aún menor.

Uso pediátrico: No se ha establecido la seguridad y la eficacia en niños menores de 18 años. Disfunción renal o hepática: Se debe tener precaución en pacientes con disfunción renal o hepática. MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Las manifestaciones de sobredosificación de alpra­zolam incluyen extensiones de su actividad farma­co­lógica, principalmente ataxia y somnolencia, confusión, alteraciones en la coordinación, disminución de reflejos y coma.

  1. Debe monitorearse la respiración, el pulso y la presión sanguínea; además debe soportarse con medidas generales cuando sea necesario.
  2. Se administrarán líquidos por vía intravenosa y se mantendrá una adecuada ventilación de las vías aéreas.
  3. Como el manejo de cualquier sobredosificación, el médico debe tener en mente que se pudieron haber ingerido múltiples medica­mentos.
  4. RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
  5. Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30º C y en lugar seco.
  6. LEYENDAS DE PROTECCIÓN:
  7. Producto perteneciente al grupo II.

Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. No se deje al alcance de los niños. El uso prolongado, aun a dosis terapéuticas, puede causar dependencia.

  • NOMBRE Y DOMICILIO DEL LABORATORIO:
  • Véase Presentación o Presentaciones.
  • PRESENTACIÓN O PRESENTACIONES:

Fuente: S.S.A. Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables para farmacias y público en general al 3 de agosto de 2007. Con el objeto de demostrar la intercambiabilidad a que se refiere el artículo 75 del reglamento de Insumos para la Salud, los medicamentos que integran el Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables han sido comparados, siguiendo los lineamientos indicados por la NOM-177SSA1-1998, contra los productos innovadores o de referencia enlistados en las págs.11 a 22 donde usted lo podrá consultar.

¿Cuánto tiempo dura el alprazolam en el cuerpo?

FARMACOCINÉTICA – Vía oral: – Absorción: Su biodisponibilidad es al menos del 80% (tiempo empleado en alcanzar la concentración máxima ( Tmax ) = 1-2 h ). Las concentraciones en estado de equilibrio son de 18.3 a 100 ng/ml con dosis de 1.5 a 10 mg /día.

  • Distribución: El grado de unión a proteínas plasmáticas es del 70-80%.
  • Eliminación: Como otras benzodiacepinas parece que atraviesa la placenta y se excreta con la leche materna.
  • Es metabolizado en el hígado, dando lugar a alfa-hidroxialprazolam (con actividad pero con contribución escasa en la acción farmacológica) y benzofenona (inactivo).

La concentración plasmática de ambos metabolitos es muy baja y su semivida similar a la del alprazolam. El alprazolam se elimina con la orina, el 80% en forma metabolizada. Su semivida de eliminación es de 12-15 h, en alcohólicos con insuficiencia hepática 19,7 h, en obesos (21.8 h ).

¿Cómo te hace sentir el alprazolam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario alprazolam cinfa 0,5 mg comprimidos EFG Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto

  1. Qué es alprazolam cinfa y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar alprazolam cinfa
  3. Cómo tomar alprazolam cinfa
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de alprazolam cinfa
  6. Contenido del envase e información adicional

El principio activo de este medicamento es alprazolam. Pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiazepinas (medicamentos ansiolíticos). Alprazolam se utiliza en adultos para el tratamiento de los síntomas de ansiedad que son graves, incapacitantes o que causan gran angustia al paciente. Este medicamento es solo para uso a corto plazo. No tome alprazolam cinfa

  • Si es alérgico a alprazolam, a las benzodiazepinas o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si padece dificultades respiratorias relacionadas o no con el sueño (apnea del sueño).
  • Si padece una enfermedad llamada miastenia gravis que se caracteriza por debilidad muscular.
  • Si padece alteraciones graves del hígado.

Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar alprazolam cinfa.

  • Si tiene algún problema de pulmón, de riñón o de hígado.
  • Si se ha sentido o se siente tan deprimido que ha tenido pensamientos o ideas de suicidio.
  • Después del uso continuado de alprazolam puede detectarse cierta pérdida de eficacia (tolerancia).
  • Existe el riesgo de desarrollar adicción/dependencia cuando se utiliza alprazolam.
  • Si durante el tratamiento nota síntomas de manía (estado de sobreexcitación, sensación de euforia o hiperirritabilidad) o hipomanía (estado de excitación y actividad exagerada).
  • El tratamiento con benzodiazepinas, entre ellas alprazolam, puede causar dependencia, principalmente tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo.

Para reducir al máximo el riesgo de dependencia deben tenerse en cuenta estas precauciones:

  • La toma de benzodiazepinas se hará sólo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca se aconsejarán a otras personas.
  • No aumentar en absoluto las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado.
  • Consultar al médico regularmente para que decida si usted debe continuar con el tratamiento.
  • No combinar varias benzodiazepinas independientemente de su indicación.
  • Al cesar el tratamiento con alprazolam, pueden aparecer síntomas parecidos a los que le llevaron a comenzar el tratamiento con alprazolam (efecto rebote). Para evitar esto se recomienda no interrumpir bruscamente el tratamiento, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico (ver sección 3 “Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa”).
  • El uso de alprazolam junto con medicamentos del tipo opioides, puede provocar sedación profunda, depresión respiratoria, coma y muerte.
  • Las benzodiazepinas pueden ocasionar una pérdida de memoria y reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta. En caso de que esto ocurriera, deberá suspender el tratamiento y consultar a su médico.
  • Es muy importante que informe a su médico si tiene antecedentes de consumo de drogas y alcohol.

Otros medicamentos y alprazolam cinfa Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Alprazolam puede interaccionar con otros medicamentos. Comunique a su médico o farmacéutico si está tomando alguno de los medicamentos siguientes:

  • Depresores del sistema nervioso central, ya que pueden potenciar el efecto sedante de alprazolam:
  • Tranquilizantes mayores (antipsicóticos).
  • Inductores del sueño (hipnóticos).
  • Medicamentos usados para tratar la depresión.
  • Medicamentos para el tratamiento de la epilepsia (antiepilépticos).
  • Analgésicos narcóticos y opioides (derivados de la morfina), debido a que pueden aumentar la sensación de euforia, lo que puede llevar a aumentar la dependencia psíquica.
  • Medicamentos usados para el tratamiento de la ansiedad (ansiolíticos/sedantes).
  • Anestésicos.
  • Antihistamínicos (medicamentos para tratar alergias) sedantes.
  • El uso concomitante de alprazolam y opioides (analgésicos potentes, medicamentos para terapia de sustitución (tratamiento de la adicción a opioides) y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, dificultad para respirar (depresión respiratoria), coma y puede ser potencialmente mortal. Debido a esto, el uso concomitante solo debe considerarse cuando otras opciones de tratamiento no son posibles.
  • Sin embargo, si su médico le prescribe alprazolam junto con opioides, la dosis y la duración del tratamiento concomitante deben ser limitadas por su médico.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando y siga de cerca la recomendación de la dosis de su médico. Puede ser útil informar a amigos o familiares para que estén al tanto de los signos y síntomas indicados anteriormente. Póngase en contacto con su médico si experimenta alguno de estos síntomas.
  • Hay unos grupos de medicamentos que por su acción en el organismo (inhibidores del citocromo P450) pueden interaccionar con alprazolam y en algunos casos aumentar su actividad. Algunos de los medicamentos que pueden interaccionar con alprazolam son:
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento de infecciones por hongos como ketoconazol, itraconazol, posaconazol o voriconazol. No se recomienda tomarlos al mismo tiempo que alprazolam.
  • Los siguientes antidepresivos: nefazodona, fluvoxamina y fluoxetina.
  • Protectores gástricos como la cimetidina.
  • Dextropropoxifeno (analgésico narcótico).
  • Anticonceptivos orales.
  • Diltiazem (antihipertensivo).
  • Antibióticos macrólidos como eritromicina, troleandomicina, claritromicina y telitromicina.
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento del SIDA como ritonavir, etc.
  • Digoxina (medicamento utilizado para suprimir o prevenir las alteraciones del ritmo del corazón).

Toma de alprazolam cinfa con alimentos, bebidas y alcohol Durante el tratamiento evite las bebidas alcohólicas. El efecto del alcohol puede potenciar la sedación, y esto puede afectar la capacidad de conducir o utilizar maquinaria (ver sección 2 “Conducción y uso de máquinas”).

Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. No se recomienda utilizar alprazolam durante el embarazo ni tampoco durante la lactancia salvo que, a criterio médico, el beneficio supere el riesgo para el niño.

Si por decisión del médico, se administra alprazolam durante una fase tardía del embarazo o durante el parto, podrán aparecer efectos sobre el recién nacido tales como disminución de la temperatura corporal (hipotermia), disminución del tono muscular (hipotonía) y depresión respiratoria moderada.

Los niños nacidos de madres que toman benzodiazepinas de forma crónica durante el último periodo del embarazo pueden desarrollar dependencia física, pudiendo desencadenarse un síndrome de abstinencia en el periodo postnatal. Niños y adolescentes (menores de 18 a ños ) Alprazolam no está recomendado en niños y adolescentes menores de 18 años.

Las benzodiazepinas no deben administrarse a los niños a no ser que sea estrictamente necesario y sea prescrito por el médico. No se ha establecido la eficacia y seguridad de alprazolam en menores de 18 años. Pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años) Alprazolam puede afectar más a este grupo de pacientes que a los pacientes jóvenes.

  • Si usted pertenece a él, su médico puede reducir la dosis y comprobar su respuesta al tratamiento.
  • Por favor, siga cuidadosamente sus instrucciones (ver sección 3 “Cómo tomar alprazolam cinfa”).
  • Las benzodiazepinas y productos relacionados deben usarse con precaución en pacientes de edad avanzada, debido al riesgo de sedación y/o debilidad musculoesquelética que puede provocar caídas, a menudo con consecuencias graves en esta población.

Grupos especiales de pacientes Si su hígado o riñones no funcionan bien diríjase a su médico, quien podría aconsejarle que utilice una dosis menor de alprazolam. Si padece trastornos respiratorios, póngalo en conocimiento de su médico. Conducción y uso de máquinas Alprazolam puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir su atención o disminuir su capacidad de reacción.

La aparición de estos efectos es más probable al inicio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis. No conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos. Estos efectos pueden potenciarse si simultáneamente se consume alcohol. alprazolam cinfa contiene lactosa Este medicamento contiene lactosa.

Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. alprazolam cinfa contiene benzoato sódico Este medicamento contiene 0,224 mg de benzoato sódico en cada comprimido. alprazolam cinfa contiene sodio Este medicamento contiene menos de 1 mmol de sodio (23 mg) por comprimido; esto es, esencialmente “exento de sodio”.

Alprazolam cinfa contiene amarillo anaranjado (E-110) Este medicamento puede producir reacciones alérgicas porque contiene amarillo anaranjado. Puede provocar asma, especialmente en pacientes alérgicos al ácido acetilsalicílico. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico.

En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico. Trague el comprimido o su parte sin masticar con ayuda de agua u otra bebida no alcohólica. Si es necesario, y así se lo indica su médico o farmacéutico puede partir el comprimido por la ranura.

  1. El comprimido se puede partir en dosis iguales.
  2. Su médico le prescribirá la presentación de alprazolam más adecuada según la dosis que usted necesite.
  3. Las dosis recomendadas son las siguientes: La dosis inicial es de 0,25 mg a 0,5 mg de alprazolam tres veces al día.
  4. La dosis recomendada oscila entre 0,5 mg hasta un máximo de 4 mg al día, repartidos en 2 o 3 tomas.

En pacientes de edad avanzada con insuficiencia respiratoria crónica, alteración del hígado o riñón la dosis recomendada inicialmente es de 0,25 mg de alprazolam 2 o 3 veces al día siendo la cantidad de alprazolam ingerida al día de 0,5 mg a 0,75 mg en dosis divididas, pudiendo ser aumentada de manera gradual siempre que sea necesario y bien tolerado.

  1. Cada dosis individual no debe rebasar los límites indicados y la dosis diaria total tampoco, a menos que su médico se lo indique expresamente.
  2. Duración y supresión del tratamiento: La duración máxima del tratamiento no debe ser superior a 2-4 semanas.
  3. No se recomienda el tratamiento a largo plazo.
  4. Si su médico considera que en su caso es necesario prolongar el tratamiento, lo hará durante períodos limitados y le hará un seguimiento frecuente de su situación.

Nunca debe interrumpir el tratamiento de forma brusca. Su médico le indicará la duración del mismo dependiendo de la evolución de su enfermedad y le explicará cómo debe disminuir progresivamente la dosis hasta finalizar su tratamiento. Si estima que la acción de este medicamento es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.

  1. Si toma más alprazolam cinfa del que debe Si usted ha tomado más alprazolam del que debe, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o acuda al hospital más próximo llevando este prospecto.
  2. La sobredosis con benzodiazepinas se manifiesta generalmente por distintos grados de depresión del sistema nervioso central, que pueden ir desde somnolencia hasta coma.

Los síntomas incluyen somnolencia (adormecimiento), trastornos del habla (disartria), alteraciones de la coordinación, confusión, letargia (estado de somnolencia profunda y prolongada), disminución del tono muscular (hipotonía), descenso de la tensión arterial, depresión respiratoria, raramente coma y muy raramente muerte.

You might be interested:  Que Es El Pilates

Las secuelas serias son raras, a menos que alprazolam se tome junto con otros fármacos o alcohol. En caso de sobredosis o ingestión accidental consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Si olvidó tomar alprazolam cinfa No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Si la toma olvidada es reciente tome su dosis inmediatamente y si no, espere a la siguiente dosis, sin tomar una dosis doble para compensar. Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa El tratamiento con alprazolam puede producir dependencia, por ello al interrumpir la administración de alprazolam de forma brusca pueden aparecer síntomas de retirada.

Los síntomas de retirada que se pueden presentar son: dolor de cabeza, dolores musculares, ansiedad, tensión, intranquilidad, confusión, irritabilidad, estado general de disgusto (disforia), insomnio, intolerancia a la luz, a los sonidos y al contacto físico, hormigueos y calambres en las extremidades y en el abdomen, vómitos, sudoración, temblor, despersonalización, alucinaciones y convulsiones.

En caso de que esto ocurriera, deberá consultar inmediatamente a su médico. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

  • Depresión.
  • Sedación, somnolencia, trastorno de la coordinación (ataxia), alteración de la memoria, dificultad para articular palabras (disartria), mareo, dolor de cabeza.
  • Estreñimiento, boca seca.
  • Fatiga, irritabilidad.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Sensación de confusión, desorientación, alteración del deseo sexual (libido), ansiedad, dificultad para dormir (insomnio), nerviosismo.
  • Coordinación anormal, alteración del equilibrio, dificultad para concentrarse, sueño excesivo (hipersomnia), estado de somnolencia profunda y prolongada (letargia), temblor.
  • Náuseas, disminución del apetito.
  • Visión borrosa.
  • Dermatitis.
  • Disfunción sexual.
  • Cambios de peso.

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Trastornos mentales y del comportamiento (manía), alucinaciones, reacciones de ira, agitación, dependencia.
  • Pérdida de memoria (amnesia).
  • Pérdida de fuerza en los músculos.
  • Incapacidad para retener la orina en la vejiga (incontinencia urinaria).
  • Menstruación irregular.
  • Síntomas de abstinencia.

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

  • Aumento de los niveles de prolactina en la sangre (hormona encargada de estimular y mantener la lactancia después del parto).
  • Trastornos mentales y del comportamiento (hipomanía), agresividad, hostilidad, pensamiento anormal, hiperactividad psicomotora, abuso de drogas.
  • Desequilibrio del sistema nervioso autónomo, contracciones involuntarias de los músculos (distonía).
  • Trastorno gastrointestinal, hepatitis, alteración de la función del hígado, coloración amarillenta de la piel y del blanco de los ojos (ictericia).
  • Edema periférico.
  • Angioedema (hinchazón bajo la superficie de la piel).
  • Fotosensibilidad (respuesta exagerada a la luz).
  • Retención de orina en la vejiga.
  • Presión intraocular elevada.

Con el uso de las benzodiazepinas pueden aparecer:

  • Somnolencia, falta de reacción ante estímulos emocionales (embotamiento afectivo), reducción del estado de alerta, confusión, fatiga, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, ataxia o visión doble. Estos fenómenos ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada. Pueden ocurrir ocasionalmente alteraciones gastrointestinales, cambios en el deseo sexual o reacciones en la piel.
  • Puede desarrollarse una pérdida de memoria (amnesia) que puede asociarse a conductas inadecuadas.
  • La utilización de benzodiazepinas puede desenmascarar una depresión ya existente.
  • Al utilizar benzodiazepinas o compuestos similares pueden aparecer reacciones tales como intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirio, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otras alteraciones de la conducta. Dichas reacciones pueden ser graves y aparecen más frecuentemente en niños y pacientes de edad avanzada.
  • La administración del producto (incluso a dosis habituales) puede conducir al desarrollo de dependencia física. La interrupción del tratamiento puede conducir al desarrollo de fenómenos de retirada o rebote. Puede producirse dependencia psíquica. Se han comunicado casos de abuso.

Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaram.es.

  • Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.
  • Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.
  • No conservar a temperatura superior a 30ºC.
  • Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda, pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de alprazolam cinfa

  • El principio activo es alprazolam. Cada comprimido contiene 0,5 mg de alprazolam.
  • Los demás componentes son: lactosa monohidrato, celulosa microcristalina, c arboximetilalmidón sódico (tipo A) (procedente de la patata), almidón de maíz, povidona, estearato magnésico, sílice coloidal anhidra, docusato sódico, benzoato sódico (E-211), óxido de aluminio hidratado y amarillo anaranjado S (E-110).

Aspecto del producto y contenido del envase Comprimidos de color anaranjado, cilíndricos, biconvexos, ranurados por una cara y marcados con el código “A05C” por la otra cara. Se presenta en blísteres de PVC-PVDC/ALU. Cada envase contiene 30 comprimidos.

Otras presentaciones: alprazolam cinfa 0,25 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos. alprazolam cinfa 1 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos. alprazolam cinfa 2 mg comprimidos EFG, envase con 30 y 50 comprimidos. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Laboratorios Cinfa, S.A.

ALPRAZOLAM | PARA QUÉ SIRVE?

Carretera Olaz-Chipi, 10. Polígono Industrial Areta 31620 Huarte (Navarra) – España Fecha de la última revisión de este prospecto : Junio 2022 La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/ Puede acceder a información detallada y actualizada sobre este medicamento escaneando con su teléfono móvil (smartphone) el código QR incluido en prospecto y cartonaje.

¿Qué se siente al tomar alprazolam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario Alprazolam Aurovitas 1 mg comprimidos EFG Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico. Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles. Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto 1. Qué es Alprazolam Aurovitas y para qué se utiliza 2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Alprazolam Aurovitas 3. Cómo tomar Alprazolam Aurovitas 4. Posibles efectos adversos 5. Conservación de Alprazolam Aurovitas 6. Contenido del envase e información adicional El principio activo es alprazolam.

el tratamiento sintomático de la ansiedad.

Alprazolam solo está indicado para el tratamiento de un trastorno grave que limita la actividad del paciente o lo somete a una situación de estrés extrema. Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Alprazolam Aurovitas si:

N ota que el efecto de los comprimidos se debilita después de tomarlos durante varias semanas (tolerancia), E stá preocupado por la dependencia física y mental causada por a l prazolam. Si no quiere suspender el tratamiento, puede que sea mentalmente dependiente de este medicamento. Si hay dependencia física, la suspensión del tratamiento va acompañada de síntomas de abstinencia (ver sección 3, Si interrumpe el tratamiento con Alprazolam Aurovitas ). El riesgo de dependencia es mayor al aumentar la dosis y la duración del trata miento en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol o drogas, o si se combinan varias benzodiacepinas. Por ese motivo el tratamiento debe ser lo más corto posible. Las benzodiacepinas y medicamentos similares deben utilizarse con precaución en pacientes de edad avanzada debido al riesgo de sedación y/o debilidad musculoesquelética. T iene antecedentes de abuso de alcohol, drogas o narcóticos, H a tenido trastornos de memoria. La pérdida de memoria suele ocurrir varias horas después de haber tomado el medicamento. Para reducir este riesgo, asegúrese de que duerme de forma ininterrumpida durante 7-8 horas después de tomar el medicamento, T iene reacciones inesperadas, como inquietud, agitación, irritabilidad, agresividad, desilusión, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado, delirio u otros trastornos de la conducta. Esas reacciones inesperadas ocurren con más frecuencia en niños y pacientes de edad avanzada. P adece una enfermedad crónica de pulmón, E stá tomando a la vez alcohol y sedantes, P adece una depresión grave (riesgo de suicidio), L e han diagnosticado insuficiencia del riñón o del hígado, L e han diagnosticado alguna enfermedad psiquiátrica, T iene cierto tipo de glaucoma.

Si va a someterse a una operación Informe a su médico de que está tomando a lprazolam. Niños y adolescentes: Alprazolam no está no está recomendado en niños y adolescentes menores de 18 años. Otros medicamentos y Alprazolam Aurovitas Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o p udiera tener que tomar cualquier otro medicamento, ya que el efecto de a lprazolam puede ser más fuerte cuando se administran al mismo tiempo.

pastillas para dormir y sedantes, antipsicóticos y antidepresivos, antiepilépticos, anestésicos, analgésicos fuertes que actúan a través del sistema nervioso central, antihistamínicos sedantes.

Medicamentos que aumentan el efecto de alprazolam, debido a que reducen su metabolismo en el hígado:

nefazodona, fluvoxamina, fluoxetina, sertralina (medicamentos para la depresión grave), cimetidina (se usa para tratar los problemas de estómago), medicamentos usados para tratar el VIH, dextropropoxifeno, anticonceptivos orales, diltiazem (medicamento para la tensión arterial y para el corazón), ciertos antibióticos (como eritromicina, claritromicina, telitromicina y troleandomicina) y ciertos medicamentos para tratar las infecciones por hongos (como itraconazol, ketoconazol, posaconazol, voriconazol).

Medicamentos que disminuyen el efecto de alprazolam debido a que incrementan su metabolismo en el hígado:

carbamazepina o f enitoína (antiepilépticos, que también se usan para otros tratamientos), hierba de San Juan ( Hypericum perforatum, una planta medicinal), rifampicina (medicamento antituberculoso).

Alprazolam puede aumentar el efecto de los siguientes medicamentos:

digoxina (medicamento para el corazón), relajantes musculares, imipramina y desipramina (medicamentos para la depresión grave), clozapina (medicamento para la psicosis). Hay un mayor riesgo de parada cardiaca y/o respiratoria.

El alcohol potencia el efecto sedante de alprazolam. El uso concomitante de alprazolam y opioides (analgésicos potentes, medicamentos para terapia de sustitución y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, provoca dificultad es para respirar (depresión respiratoria), coma y puede poner en peligro la vida.

  1. Debido a esto, el uso concomitante solo se debe considerar cuando no sean posibles otras opciones de tratamiento.
  2. Sin embargo, si su médico le prescribe alprazolam junto con opioides, la dosis y la duración del tratamiento concomitante se debe limitar por su médico.
  3. Informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando y siga detenidamente la dosis recomendada por su médico.

Podría ser conveniente informar a amigos o familiares para que sean conscientes de los signos y síntomas indicados anteriormente. C ontact e con su médico cuando experimente dichos síntomas. La próxima vez que visite a su médico, no se olvide de decirle que está tomando a lprazolam comprimidos.

Toma de Alprazolam Aurovitas con alimentos, bebidas y alcohol Trague el comprimido con un vaso de agua u otro líquido. Alcohol Durante el tratamiento con a lprazolam comprimidos no tome bebidas alcohólicas. Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

No se recomienda utilizar a lprazolam durante el embarazo salvo que el médico lo considere absolutamente necesario para el tratamiento de la madre. No se dispone de experiencia adecuada del uso de alprazolam en mujeres embarazadas. No tome a lprazolam si está embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, a menos que su médico lo considere estrictamente indicado.

La experiencia en humanos sugiere que alprazolam puede ser perjudicial para el feto (aumenta el riesgo de malformaciones (paladar hendido)). Si está embarazada o tiene intención de estarlo, consulte con su médico la posibilidad de interrumpir el tratamiento. Si está tomando a lprazolam hasta el nacimiento, informe a su médico, ya que su bebé podría sufrir algunos síntomas de abstinencia al nacer.

Una dosis elevada al final del embarazo o durante el parto puede producir también una bajada de la temperatura corporal, depresión respiratoria, disminución del tono muscular y mala alimentación (síndrome del bebé hipotónico), No se recomienda utilizar a lprazolam durante la lactancia.

Hay riesgo de que pueda afectar al bebé. Conducción y uso de máquinas Debido a su efecto sedante, relajante muscular e inductor del sueño, alprazolam pueden puede alterar la conducción y otras tareas que requieren atención especial, sobre todo al principio del tratamiento y si no duerme lo suficiente.

Por esta razón, no conduzca ni maneje máquinas durante el tratamiento con a lprazolam. Alprazolam Aurovitas contiene lactosa monohidrato Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Alprazolam Aurovitas contiene sodio Este medicamento contiene menos de 23 mg de sodio (1mmol) por comprimido ; esto es, esencialmente “exento de sodio”. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

Su médico le indicará cuántos comprimidos debe tomar y cuándo debe tomarlos. No tome sus comprimidos con una bebida alcohólica. Adultos Normalmente empezará tomando un comprimido de 0,25 mg o un comprimido de 0,5 mg tres veces al día. Esto supone una dosis total de 0,75 mg a 1,5 mg al día.

  • Esta dosis puede aumentarse de forma gradual hasta un total de 3 mg al día en dosis repartidas a lo largo del día.
  • Si se necesita una dosis mayor, lo normal es aumentar primero la dosis de la noche antes que la del día, para asegurarse de que mantiene un mayor estado de alerta durante el día.
  • Si empieza a tener efectos adversos, puede que su médico le disminuya la dosis.

Pacientes de edad avanzada Si es usted un paciente de edad avanzada o tiene por ejemplo problemas de hígado o de riñones necesita una dosis más baja. Normalmente empezará a tomar una dosis de 0,25 mg dos o tres veces al día. Esta dosis puede aumentarse despacio si es necesario, y si no le produce efectos adversos.

Uso en niños y adolescentes Alprazolam no está recomendado en niños y adolescentes menores de 18 años. Los comprimidos se pueden dividir en dosis iguales. Si toma más Alprazolam Aurovitas del que debe Si usted o alguien más (por ejemplo un niño) toma una dosis demasiado elevada de este medicamento, contacte inmediatamente con su médico u hospital.

Si el paciente está consciente, deben darle carbón activado como medicación de emergencia. Lleve la caja de este medicamento con usted si busca ayuda médica. Una sobredosis de alprazolam produce fatiga extrema, ataxia (falta de coordinación) y reduce el nivel de consciencia.

También puede producirse descenso de la tensión arterial, inconsciencia y depresion respiratoria. El alcohol y otros depresores del sistema nervioso central aumentan los efectos adversos de alprazolam. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20 indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Si olvidó tomar Alprazolam Aurovitas Si olvida tomar una dosis, tome la siguiente dosis tan pronto como se acuerde, a menos que sea hora de la siguiente dosis. No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Duración del tratamiento Alprazolam comprimidos solo se usa para tratamientos cortos (de no más de 12 semanas de duración).

Normalmente no se le prescribirá el tratamiento durante más de 4 semanas y su médico le controlará durante este tiempo. Si interrumpe el tratamiento con Alprazolam Aurovitas Alprazolam puede producir dependencia física y psíquica. Este riesgo es mayor con dosis elevadas y tratamientos largos, en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol o drogas o si se combinan varias benzodiacepinas.

La interrupción brusca del tratamiento causa síntomas de abstinencia (como por ejemplo, dolor de cabeza, dolores musculares, ansiedad grave, tensión, intranquilidad, confusión, irritabilidad y en casos graves, despersonalización, pérdida del sentido de la realidad, hiperacusia, entumecimiento y sensación de hormigueo en las extremidades, intolerancia a la luz, al sonido y al contacto físico, alucinaciones y convulsiones epilépticas).

Los síntomas de abstinencia pueden aparecer varios días después de finalizar el tratamiento. Por este motivo, el tratamiento con alprazolam no debe interrumpirse bruscamente ; debe reducir la dosis de forma gradual siguiendo las instrucciones de su médico. Si tiene alguna pregunta sobre el uso de este medicamento, consulte a su médico o farmacéutico.

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. El efecto adverso más frecuente es la fatiga, que puede estar asociada con ataxia (falta de coordinación), coordinación muscular anormal y confusión.

sedación, somnolencia.

Efectos adversos frecuentes: pueden afectar hasta a 1 de cada 10 personas

pérdida de apetito,

confusión, depresión, agitación motora, ataxia ( dificultad para controlar los movimientos ), alteación de la memoria, dificultad para articular palabras, dificultad para concentrarse, mareo, dolor de cabeza, mareo, visión borrosa, taquicardia (latido rápido del corazón), palpitaciones, congestión nasal, estreñimiento, diarrea, náuseas, sequedad de boca, aumento de la salivación, dificultad para tragar, erupción alérgica, cansancio, irritabilidad.

Efectos adversos poco frecuentes: pueden afectar hasta a 1 de cada 100 personas

hiperprolactinemia (niveles anormalmente elevados de prolactina en sangre), pérdida de apetito, alucinaciones, ira, comportamiento agresivo u hostil, ansiedad, agitación, alteración del deseo sexual (líbido), insomnio, pensamiento anormal, nerviosismo, excitación, amnesia (pérdida de memoria), alteraciones del tono muscular, temblores,

visión doble,

vómitos, ictericia, alteración de la función del hígado, inflamación de la piel, debilidad muscular, problemas urinarios, desarreglos de la menstruación, disfunción sexual,

cambios de peso,

aumento en la presión intraocular.

Efectos adversos raros: pueden afectar hasta a 1 de cada 1.000 personas

descenso de la tensión arterial,

alteraciones de la piel, estimulación del apetito, sensación de entumecimiento, disminución de la atención.

Frecuencia no conocida: no puede estimarse a partir de los datos disponibles

inflamación del hígado (hepatitis), edema periférico.

Alprazolam puede producir dependencia física y psíquica. Ver sección “Tenga especial cuidado con Alprazolam Aurovitas”. La interrupción brusca del tratamiento con alprazolam puede producir síntomas de abstinencia como ansiedad, insomnio y convulsiones (Ver “Si interrumpe el tratamiento con Alprazolam Aurovitas comprimidos”).

Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaram.es,

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz y de la humedad. de la farmacia.En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Alprazolam Aurovitas

El principio activo es alprazolam. Cada comprimido contiene 1 mg de alprazolam.

Los demás componentes son: celulosa microcristalina, lactosa monohidrato, almidón de maíz, docusato de sodio, benzoato de sodio (E 211), sílice coloidal anhidra, estearato de magnesio, indigotina (E 132) y laca de aluminio eritrosina,

Aspecto del producto y contenido del envase Alprazolam Aurovitas 1 mg comprimidos: Comprimidos sin recubrir, de color lavanda, ovalados, ranurados por una cara, marcados con “5” y “2” a ambos lados de la ranura y “Z” en la otra cara. Alprazolam Aurovitas comprimidos está disponible en blísteres y en frascos de polietileno de alta densidad (PEAD).

Tamaños de envase: Blísteres: 20, 30, 50 y 60 comprimidos. Frascos (PEAD): 30 y 1.000 comprimidos. Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Titular de la autorización de comercialización: Aurovitas Spain, S.A.U.

Avda. de Burgos, 16-D 28036 Madrid España Telf.: 91 630 86 45 Fax: 91 630 26 64 Responsable de la fabricación: APL Swift Services (Malta) Limited HF26, Hal Far Industrial Estate, Hal Far Birzebbugia, BBG 3000 Malta Este medicamento está autorizado en los estados miembros del Espacio Económico Europeo con los siguientes nombres: Bélgica: Alprazolam AB 1 mg tabletten España: Alprazolam Aurovitas 1 mg comprimidos EFG Polonia: Alprazolam Aurovitas Portugal: Alprazolam Aurovitas República Checa: Alprazolam Aurovitas 1 mg tablety Fecha de la última revisión de este prospecto: Julio 2021 La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ( http://www.aemps.gob.es )

¿Cuál es la mejor pastilla para dormir a una persona?

Mejor pastilla para el insomnio agudo – En el caso del insomnio agudo, algunas veces aparece como consecuencia de una preocupación importante, una mala noticia o desamor, por poner algunos ejemplos. Aunque hay mecanismos psicológicos que nos pueden ayudar a enfrentar mejor esas situaciones, es cierto que es difícil no recurrir puntualmente a una pastilla,

  • En estos casos, lo importante es que seamos conscientes desde el primer momento de que la toma ha de ser puntual, por un periodo corto, preferiblemente inferior a dos semanas.
  • En otros casos, el insomnio agudo puede aparecer como consecuencia de una enfermedad física, una depresión o un dolor físico.

En estos casos, es muy importante tratar la causa subyacente en primer lugar. En el insomnio agudo y puntual la mejor pastilla para dormir van a ser las benzodiacepinas o sus análogos. Lo más importante es emplear la dosis mínima eficaz y durante el menor tiempo posible (preferiblemente, inferior a dos semanas).

También se deben tener en cuenta la presencia de otras enfermedades que puedan empeorar con los hipnóticos, como la apnea del sueño o la miastenia gravis, por ejemplo. Por este motivo, los medicamentos requieren receta médica y se recomienda sean prescritos por un médico especialista en psiquiatría,

Los fármacos que más habitualmente se emplean para tratar el insomnio son las benzodiacepinas, como Lorazepam ( Orfidal ®), Lormetazepam ( Noctamid ®) o Dormodor ®. También se pueden emplear análogos de las benzodiacepinas, como Zolpidem ( Stilnox ®) o Zopiclona ( Limovan ®).

¿Qué pasa si me tomo 1 mg de alprazolam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario alprazolam cinfa 1 mg comprimidos EFG Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto

  1. Qué es alprazolam cinfa y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar alprazolam cinfa
  3. Cómo tomar alprazolam cinfa
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de alprazolam cinfa
  6. Contenido del envase e información adicional

El principio activo de este medicamento es alprazolam. Pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiazepinas (medicamentos ansiolíticos). Alprazolam se utiliza en adultos para el tratamiento de los síntomas de ansiedad que son graves, incapacitantes o que causan gran angustia al paciente. Este medicamento es solo para uso a corto plazo. No tome alprazolam cinfa

  • Si es alérgico a alprazolam, a las benzodiazepinas o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si padece dificultades respiratorias relacionadas o no con el sueño (apnea del sueño),
  • Si padece una enfermedad llamada miastenia gravis que se caracteriza por debilidad muscular.
  • Si padece alteraciones graves del hígado.

Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar alprazolam cinfa.

  • Si tiene algún problema de pulmón, de riñón o de hígado.
  • Si se ha sentido o se siente tan deprimido que ha tenido pensamientos o ideas de suicidio.
  • Después del uso continuado de alprazolam puede detectarse cierta pérdida de eficacia (tolerancia).
  • Existe el riesgo de desarrollar adicción/dependencia cuando se utiliza alprazolam.
  • Si durante el tratamiento nota síntomas de manía (estado de sobreexcitación, sensación de euforia o hiperirritabilidad) o hipomanía (estado de excitación y actividad exagerada).
  • El tratamiento con benzodiazepinas, entre ellas alprazolam, puede causar dependencia, principalmente tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo.

Para reducir al máximo el riesgo de dependencia deben tenerse en cuenta estas precauciones:

  • La toma de benzodiazepinas se hará sólo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca se aconsejarán a otras personas.
  • No aumentar en absoluto las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado.
  • Consultar al médico regularmente para que decida si usted debe continuar con el tratamiento.
  • No combin ar varias benzodiazepinas independientemente de su indicación.
  • Al cesar el tratamiento con alprazolam pueden aparecer síntomas parecidos a los que le llevaron a comenzar el tratamiento con alprazolam (efecto rebote). Para evitar esto se recomienda no interrumpir bruscamente el tratamiento, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico (ver sección 3 “Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa”).
  • El uso de alprazolam junto con medicamentos del tipo opioides, puede provocar sedación profunda, depresión respiratoria, coma y muerte.
  • Las benzodiazepinas pueden ocasionar una pérdida de memoria y reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta. En caso de que esto ocurriera, deberá suspender el tratamiento y consultar a su médico.
  • Es muy importante que informe a su médico si tiene antecedentes de consumo de drogas y alcohol.
You might be interested:  Que Tarjetas Acepta Mercado Pago

Otros medicamentos y alprazolam cinfa Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Alprazolam puede interaccionar con otros medicamentos. Comunique a su médico o farmacéutico si está tomando alguno de los medicamentos siguientes:

  • Depresores del sistema nervioso central, ya que pueden potenciar el efecto sedante de alprazolam:
  • Tranquilizantes mayores (antipsicóticos).
  • Inductores del sueño (hipnóticos).
  • Medicamentos usados para tratar la depresión.
  • Medicamentos para el tratamiento de la epilepsia (antiepilépticos).
  • Analgésicos narcóticos y opioides (derivados de la morfina), debido a que pueden aumentar la sensación de euforia, lo que puede llevar a aumentar la dependencia psíquica.
  • Medicamentos usados para el tratamiento de la ansiedad (ansiolíticos/sedantes).
  • Anestésicos.
  • Antihistamínicos (medicamentos para tratar alergias) sedantes.
  • El uso concomitante de alprazolam y opioides (analgésicos potentes, medicamentos para terapia de sustitución (tratamiento de la adicción a opioides) y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, dificultad para respirar (depresión respiratoria), coma y puede ser potencialmente mortal. Debido a esto, el uso concomitante solo debe considerarse cuando otras opciones de tratamiento no son posibles.
  • Sin embargo, si su médico le prescribe alprazolam junto con opioides, la dosis y la duración del tratamiento concomitante deben ser limitadas por su médico.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando y siga de cerca la recomendación de la dosis de su médico. Puede ser útil informar a amigos o familiares para que estén al tanto de los signos y síntomas indicados anteriormente. Póngase en contacto con su médico si experimenta alguno de estos síntomas.
  • Hay unos grupos de medicamentos que por su acción en el organismo (inhibidores del citocromo P450) pueden interaccionar con alprazolam y en algunos casos aumentar su actividad. Algunos de los medicamentos que pueden interaccionar con alprazolam son:
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento de infecciones por hongos como ketoconazol, itraconazol, posaconazol o voriconazol. No se recomienda tomarlos al mismo tiempo que alprazolam.
  • Los siguientes antidepresivos: nefazodona, fluvoxamina y fluoxetina.
  • Protectores gástricos como la cimetidina.
  • Dextropropoxifeno (analgésico narcótico).
  • Anticonceptivos orales.
  • Diltiazem (antihipertensivo).
  • Antibióticos macrólidos como eritromicina, troleandomicina, claritromicina y telitromicina.
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento del SIDA como ritonavir, etc.
  • Digoxina (medicamento utilizado para suprimir o prevenir las alteraciones del ritmo del corazón).

Toma de alprazolam cinfa con alimentos, bebidas y alcohol Durante el tratamiento evite las bebidas alcohólicas. El efecto del alcohol puede potenciar la sedación, y esto puede afectar la capacidad de conducir o utilizar maquinaria (ver sección 2 “Conducción y uso de máquinas”).

Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. No se recomienda utilizar alprazolam durante el embarazo ni tampoco durante la lactancia salvo que, a criterio médico, el beneficio supere el riesgo para el niño.

Si por decisión del médico, se administra alprazolam durante una fase tardía del embarazo o durante el parto, podrán aparecer efectos sobre el recién nacido tales como disminución de la temperatura corporal (hipotermia), disminución del tono muscular (hipotonía) y depresión respiratoria moderada.

  1. Los niños nacidos de madres que toman benzodiazepinas de forma crónica durante el último periodo del embarazo pueden desarrollar dependencia física, pudiendo desencadenarse un síndrome de abstinencia en el periodo postnatal.
  2. Niños y adolescentes (menores de 18 a ños ) Alprazolam no está recomendado en niños y adolescentes menores de 18 años.

Las benzodia z epinas no deben administrarse a los niños a no ser que sea estrictamente necesario y sea prescrito por el médico. No se ha establecido la eficacia y seguridad de alprazolam en menores de 18 años. Pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años) Alprazolam puede afectar más a este grupo de pacientes que a los pacientes jóvenes.

  1. Si usted pertenece a él, su médico puede reducir la dosis y comprobar su respuesta al tratamiento.
  2. Por favor, siga cuidadosamente sus instrucciones (ver sección 3 “Cómo tomar alprazolam cinfa “).
  3. Las benzodiazepinas y productos relacionados deben usarse con precaución en pacientes de edad avanzada, debido al riesgo de sedación y/o debilidad musculoesquelética que puede provocar caídas, a menudo con consecuencias graves en esta población.

Grupos especiales de pacientes Si su hígado o riñones no funcionan bien diríjase a su médico, quien podría aconsejarle que utilice una dosis menor de alprazolam. Si padece trastornos respiratorios, póngalo en conocimiento de su médico. Conducción y uso de máquinas Alprazolam puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir su atención o disminuir su capacidad de reacción.

La aparición de estos efectos es más probable al inicio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis. No conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos. Estos efectos pueden potenciarse si simultáneamente se consume alcohol. alprazolam cinfa contiene lactosa Este medicamento contiene lactosa.

Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. alprazolam cinfa contiene benzoato sódico Este medicamento contiene 0,224 mg de benzoato sódico en cada comprimido. alprazolam cinfa contiene sodio Este medicamento contiene menos de 1 mmol de sodio (23 mg) por comprimido; esto es, esencialmente “exento de sodio”.

  1. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico.
  2. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.
  3. Trague el comprimido o su parte sin masticar con ayuda de agua u otra bebida no alcohólica.
  4. Si es necesario, y así se lo indica su médico o farmacéutico puede partir el comprimido por la ranura.

El comprimido se puede partir en dosis iguales. Su médico le prescribirá la presentación de alprazolam más adecuada según la dosis que usted necesite. Las dosis recomendadas son las siguientes: La dosis inicial es de 0,25 mg a 0,5 mg de alprazolam tres veces al día.

La dosis recomendada oscila entre 0,5 mg hasta un máximo de 4 mg al día, repartidos en 2 o 3 tomas. En pacientes de edad avanzada con insuficiencia respiratoria crónica, alteración del hígado o riñón la dosis recomendada inicialmente es de 0,25 mg de alprazolam 2 o 3 veces al día siendo la cantidad de alprazolam ingerida al día de 0,5 mg a 0,75 mg en dosis divididas, pudiendo ser aumentada de manera gradual siempre que sea necesario y bien tolerado.

Cada dosis individual no debe rebasar los límites indicados y la dosis diaria total tampoco, a menos que su médico se lo indique expresamente. Duración y supresión del tratamiento: La duración máxima del tratamiento no debe ser superior a 2-4 semanas.

  • No se recomienda el tratamiento a largo plazo.
  • Si su médico considera que en su caso es necesario prolongar el tratamiento, lo hará durante períodos limitados y le hará un seguimiento frecuente de su situación.
  • Nunca debe interrumpir el tratamiento de forma brusca.
  • Su médico le indicará la duración del mismo dependiendo de la evolución de su enfermedad y le explicará cómo debe disminuir progresivamente la dosis hasta finalizar su tratamiento.

Si estima que la acción de este medicamento es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Si toma más alprazolam cinfa del que debe Si usted ha tomado más alprazolam del que debe, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o acuda al hospital más próximo llevando este prospecto.

La sobredosis con benzodiazepinas se manifiesta generalmente por distintos grados de depresión del sistema nervioso central, que pueden ir desde somnolencia hasta coma. Los síntomas incluyen somnolencia (adormecimiento), trastornos del habla (disartria), alteraciones de la coordinación, confusión, letargia (estado de somnolencia profunda y prolongada), disminución del tono muscular (hipotonía), descenso de la tensión arterial, depresión respiratoria, raramente coma y muy raramente muerte.

Las secuelas serias son raras, a menos que alprazolam se tome junto con otros fármacos o alcohol. En caso de sobredosis o ingestión accidental consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Si olvidó tomar alprazolam cinfa No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Si la toma olvidada es reciente tome su dosis inmediatamente y si no, espere a la siguiente dosis, sin tomar una dosis doble para compensar. Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa El tratamiento con alprazolam puede producir dependencia, por ello al interrumpir la administración de alprazolam de forma brusca pueden aparecer síntomas de retirada.

Los síntomas de retirada que se pueden presentar son: dolor de cabeza, dolores musculares, ansiedad, tensión, intranquilidad, confusión, irritabilidad, estado general de disgusto (disforia), insomnio, intolerancia a la luz, a los sonidos y al contacto físico, hormigueos y calambres en las extremidades y en el abdomen, vómitos, sudoración, temblor, despersonalización, alucinaciones y convulsiones.

En caso de que esto ocurriera, deberá consultar inmediatamente a su médico. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Los efectos adversos que pueden aparecer durante el tratamiento con alprazolam ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada o tras una reducción de dosis. Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

  • Depresión.
  • Sedación, somnolencia, trastorno de la coordinación (ataxia), alteración de la memoria, dificultad para articular palabras (disartria), mareo, dolor de cabeza.
  • Estreñimiento, boca seca.
  • Fatiga, irritabilidad.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Sensación de confusión, desorientación, alteración del deseo sexual (libido), ansiedad, dificultad para dormir (insomnio), nerviosismo.
  • Coordinación anormal, alteración del equilibrio, dificultad para concentrarse, sueño excesivo (hipersomnia), estado de somnolencia profunda y prolongada (letargia), temblor.
  • Náuseas, disminución del apetito.
  • Visión borrosa.
  • Dermatitis.
  • Disfunción sexual.
  • Cambios de peso.

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Trastornos mentales y del comportamiento (manía), alucinaciones, reacciones de ira, agitación, dependencia.
  • Pérdida de memoria (amnesia).
  • Pérdida de fuerza en los músculos.
  • Incapacidad para retener la orina en la vejiga (incontinencia urinaria).
  • Menstruación irregular.
  • Síntomas de abstinencia.

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

  • Aumento de los niveles de prolactina en la sangre (hormona encargada de estimular y mantener la lactancia después del parto).
  • Trastornos mentales y del comportamiento (hipomanía), agresividad, hostilidad, pensamiento anormal, hiperactividad psicomotora, abuso de drogas.
  • Desequilibrio del sistema nervioso autónomo, contracciones involuntarias de los músculos (distonía).
  • Trastorno gastrointestinal, hepatitis, alteración de la función del hígado, coloración amarillenta de la piel y del blanco de los ojos (ictericia).
  • Edema periférico.
  • Angioedema (hinchazón bajo la superficie de la piel).
  • Fotosensibilidad (respuesta exagerada a la luz).
  • Retención de orina en la vejiga.
  • Presión intraocular elevada.

Con el uso de las benzodiazepinas pueden aparecer:

  • Somnolencia, falta de reacción ante estímulos emocionales (embotamiento afectivo), reducción del estado de alerta, confusión, fatiga, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, ataxia o visión doble. Estos fenómenos ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada. Pueden ocurrir ocasionalmente alteraciones gastrointestinales, cambios en el deseo sexual o reacciones en la piel.
  • Puede desarrollarse una pérdida de memoria (amnesia) que puede asociarse a conductas inadecuadas.
  • La utilización de benzodiazepinas puede desenmascarar una depresión ya existente.
  • Al utilizar benzodiazepinas o compuestos similares pueden aparecer reacciones tales como intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirio, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otras alteraciones de la conducta. Dichas reacciones pueden ser graves y aparecen más frecuentemente en niños y pacientes de edad avanzada.
  • La administración del producto (incluso a dosis habituales) puede conducir al desarrollo de dependencia física. La interrupción del tratamiento puede conducir al desarrollo de fenómenos de retirada o rebote. Puede producirse dependencia psíquica. Se han comunicado casos de abuso.

Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaram.es.

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. No conservar a temperatura superior a 30ºC. Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda, pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de alprazolam cinfa

  • El principio activo es alprazolam. Cada comprimido contiene 1 mg de alprazolam.
  • Los demás componentes son: lactosa monohidrato, celulosa microcristalina, carboximetilalmidón sódico (tipo A) (procedente de la patata), almidón de maíz, povidona, estearato magnésico, sílice coloidal anhidra, docusato sódico, benzoato sódico (E-211), óxido de aluminio hidratado e indigotina (E-132).

Aspecto del producto y contenido del envase Comprimidos de color azul celeste, cilíndricos, biconvexos, ranurados por una cara y marcados con el código “A1C” por la otra cara. Se presenta en blísteres de PVC-PVDC/ALU. Cada envase contiene 30 comprimidos.

  1. Otras presentaciones: alprazolam cinfa 0,25 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos.
  2. Alprazolam cinfa 0,5 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos.
  3. Alprazolam cinfa 2 mg comprimidos EFG, envase con 30 y 50 comprimidos.
  4. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Laboratorios Cinfa, S.A.

Carretera Olaz-Chipi, 10. Polígono Industrial Areta 31620 Huarte (Navarra) – España Fecha de la última revisión de este prospecto : Junio 2022 La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/ Puede acceder a información detallada y actualizada sobre este medicamento escaneando con su teléfono móvil (smartphone) el código QR incluido en prospecto y cartonaje.

¿Cuál es la dosis máxima de alprazolam al día?

PDM Descripción: Ansiolítico benzodiacepínico con propiedades hipnóticas, relajantes musculares y anticonvulsivantes y con una actividad específica en las crisis de angustia. USO CLÍNICO:

Tratamiento de la ansiedad en niños ≥7 años y adolescentes E: off-label ).Tratamiento de los trastornos del pánico en adolescentes ( E: off-label ).Tratamiento de los trastornos disfóricos premenstruales en adolescentes (datos limitados) ( E: off-label ).

DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN: Ansiedad (comprimidos de liberación inmediata):

Niños ≥7 años: 0,005-0,02 mg/kg/dosis, 3 veces al día. Dosis máxima/toma: 0,02 mg/kg. Dosis máxima diaria: 0,06 mg/kg/día o:

Niños <40 kg: dosis inicial 0,25 mg. Cada 48 h reevaluar la dosis hasta un máximo de 0,04 mg/kg/día.Niños >40 kg: dosis inicial 0,5 mg. Cada 48 h reevaluar la dosis hasta un máximo de 0,04 mg/kg/día.

Ajustar dosis según necesidades cada 3-4 días. Dosis superiores deben manejarse con precaución, reevaluar periódicamente y considerar reducirlas siempre que sea posible. Trastornos del pánico:

Liberación inmediata : dosis inicial de 0,5 mg, 3 veces al día; subir dosis según necesidad cada 3-4 días en incrementos de ≤1 mg/día. Dosis media: 5-6 mg/día; dosis máxima diaria: 10 mg. Liberación prolongada : dosis inicial de 0,5-1 mg una vez al día; subir dosis según necesidad cada 3-4 días en incrementos de ≤1 mg/día. Dosis habitual: 3-6 mg/día; dosis máxima diaria: 10 mg.

Trastorno disfórico premenstrual:

Dosis inicial de 0,25 mg, 3 veces al día. Ajustar dosis según necesidades. Dosis habitual diaria: 1,25-2,25 mg/día.

Administración:

Comprimidos de liberación inmediata: tragar enteros sin masticar. Para facilitar la deglución, se pueden partir por la ranura o recurrir a las gotas orales. Administrar con comida para favorecer la tolerancia gastrointestinal.Comprimidos de liberación prolongada: tragar enteros sin triturar, ni masticar, ni fraccionar, preferiblemente por la mañana.

Suspensión del tratamiento: Evitar las interrupciones bruscas, disminuir la dosis diaria cada 3 días. Los pacientes con dosis más altas pueden requerir esquemas de reducción de dosis más prolongados: reducir la dosis total diaria un 25% cada 1-2 semanas en función de la respuesta y la tolerancia, hasta que se haya alcanzado una disminución del 50%.

Cambio de comprimidos de liberación inmediata a liberación prolongada: administrar la misma dosis total diaria, pero en dosis única diaria; si el efecto no es el esperado, ajustar la dosis al alza.La presentación en gotas orales es equivalente a los comprimidos de liberación inmediata: 1 ml de la solución (30 gotas) equivalen a 0,75 mg de alprazolam.

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad al alprazolam u otras benzodiacepinas o a alguno de los excipientes.Insuficiencia respiratoria grave. Síndrome de apnea del sueño.Insuficiencia hepática grave: riesgo de encefalopatía.Miastenia gravis,

PRECAUCIONES:

Uso concomitante de benzodiazepinas y opioides: riesgo de sedación profunda, depresión respiratoria, coma y muerte. Reservar para aquellos pacientes sin posibilidad de tratamientos alternativos. Usar la dosis efectiva más baja y durante el menor tiempo posible.Insuficiencia hepática moderada: considerar la reducción de la dosis.Insuficiencia renal.En pacientes con trastornos de angustia, depresión grave y tendencia al suicidio, se han notificado episodios de hipomanía y manía en asociación con el uso de alprazolam.Dependencia física y psíquica, que se incrementa con la dosis y duración de tratamiento.Los comprimidos de liberación prolongada contienen lactosa; precaución en pacientes con malabsorción de glucosa o galactosa, intolerancia hereditaria a galactosa e insuficiencia de lactasa de Lapp.

EFECTOS SECUNDARIOS: Se describen solo los frecuentes (1-10%), los muy frecuentes (>10%) y los de relevancia clínica, para el resto consultar la ficha técnica ( no hay datos específicos en pacientes pediátricos ).

Muy frecuentes: depresión, sedación, somnolencia, ataxia, alteración de la memoria, disartria, mareo, cefalea, estreñimiento, boca seca, fatiga, irritabilidad.Frecuentes: disminución del apetito, estado confusional, desorientación, libido disminuida, aumento de la libido, ansiedad, insomnio, nerviosismo, alteración del equilibrio, coordinación anormal, alteración de la atención, hipersomnia, letargia, temblor, visión borrosa, náuseas, peso disminuido, peso aumentado, dermatitis.Reacciones adversas psiquiátricas: puede producir intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta. Estas reacciones son más frecuentes en niños.

INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS:

Alcohol: potenciación del efecto sedante.Antipsicóticos (neurolépticos), hipnóticos, ansiolíticos/sedantes, antidepresivos, analgésicos narcóticos, opioides, antiepilépticos, anestésicos y antihistamínicos sedantes: potenciación del efecto depresor sobre el sistema nervioso central.Ketoconazol, itraconazol, posaconazol, voriconazol y otros antifúngicos azólicos: potencian el efecto de alprazolam al inhibir su metabolismo.

DATOS FARMACÉUTICOS: Excipientes (pueden ser diferentes según presentación comercial; consultar ficha técnica específica):

Comprimidos de liberación inmediata de 0,25 mg, 0,5 mg, 1 mg y 2 mg: lactosa, almidón (consultar específicamente la presentación para más detalles).Comprimidos de liberación prolongada de 0,5 mg, 1 mg, 2 mg, 3 mg: lactosa.Gotas orales de 0,75 mg/ml: propilenglicol, sacarina, etanol. Desechar transcurridos 90 días de la apertura del envase.

Presentaciones comerciales: las presentaciones disponibles en España pueden consultarse online en el Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA), http://www.aemps.gob.es/cima BIBLIOGRAFÍA:

Fichas técnicas del Centro de Información online de Medicamentos de la AEMPS-CIMA, Madrid, España: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/publico/home.html Pediatric drug information. Lexi Comp, Disponible en: https://online.lexi.com/lco/medguides/661678.pdf American Pharmacists Association (ed.). Paediatric and Neonatal Dosage Handbook.14.ª edición. Hudson (OH): Lexi Comp; 2010.UpToDate (Pediatric drug information), Waltham, MA: Wolters Kluwer Health Clinical Solutions 2012, Disponible en: www.uptodate.com

Fecha de actualización: septiembre de 2020. La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

¿Qué es mejor para la ansiedad alprazolam o clonazepam?

Introducción – La fisiopatología de los trastornos de ansiedad (TA) aún no fue comprendida en su totalidad; por este motivo, los profesionales deben perfeccionar el tratamiento sobre la base de la observación clínica. A esto debe sumarse el informe de casos y las revisiones clínicas, que permiten generar hipótesis, investigar y comprender mejor la enfermedad y su tratamiento.

  • Debe tenerse en cuenta que las drogas aprobadas para el tratamiento de los pacientes con TA son pocas en comparación con las opciones potencialmente útiles para esta población.
  • Hace más de 20 años, los profesionales del Massachussets General Hospital (MGH) iniciaron una investigación sobre los TA.
  • Uno de los primeros estudios efectuados fue sobre el uso de alprazolam para el tratamiento de los pacientes con esta enfermedad.

En un principio, el alprazolam se consideró un agente antidepresivo, pero la observación de sus propiedades ansiolíticas dio lugar a la hipótesis sobre su utilidad para el tratamiento de los pacientes con TA. Al comprobarse la eficacia del alprazolam en caso de esta enfermedad, su prescripción se incrementó como monoterapia o en combinación con antidepresivos.

La ventaja del alprazolam respecto de las drogas empleadas en 2004 en caso de TA, es decir, los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa, residía en su efecto inmediato, su tolerabilidad adecuada y su perfil favorable de efectos adversos. No obstante, la farmacocinética del alprazolam permitía obtener eficacia a corto plazo pero el olvido de una toma suscitaba el síndrome del reloj que consiste en la aparición de algunos síntomas y la reaparición de otros con el consiguiente empeoramiento del cuadro clínico.

Al observar este efecto de rebote se planteó que la eficacia del alprazolam en caso de TA no se debía a sus propiedades antidepresivas sino a su potencia elevada. Este hallazgo condujo a la evaluación de la eficacia del clonazepam, una benzodiazepina cuya vida media prolongada evitaría el efecto de rebote observado con el alprazolam.

Luego de efectuar numerosos estudios y observaciones clínicas, el clonazepam fue considerado eficaz y fue empleado para el tratamiento de los pacientes con TA y trastornos afectivos. La eficacia del clonazepam en caso de TA y otras alteraciones fue evaluada en numerosos estudios efectuados en el MGH.

Del mismo modo, se realizaron ensayos sobre el efecto de la interrupción del tratamiento con clonazepam y de la eficacia de su combinación con la terapia cognitivo conductual en caso de TA. El primer estudio sobre el clonazepam efectuado en el MGH se llevó a cabo en 22 pacientes con TA y 28 sujetos con agorafobia y ataques de pánico.

La mayoría de los participantes había respondido de manera inadecuada al tratamiento farmacológico clásico. No obstante, la administración de 1.9 ± 1 mg/día de clonazepam se asoció con respuesta favorable en el 78% de los casos sin provocar efectos adversos graves. Los resultados del estudio permitieron considerar al clonazepam como agente eficaz para el tratamiento de los pacientes con ataques de pánico.

Luego, los autores de dicho estudio investigaron la eficacia del clonazepam para prevenir ataques de pánico en una mujer de 30 años con TA que había respondido de manera parcial al tratamiento con alprazolam. La paciente fue sometida a la prueba de inhalación de dióxido de carbono, que resultó en la aparición de un ataque de pánico.

  • Luego de 8 semanas de tratamiento con 3 tomas diarias de 1 mg de clonazepam, la prueba de inhalación de dióxido de carbono no generó ataque alguno.
  • Es decir, el clonazepam resultó eficaz para inhibir el ataque de pánico provocado.
  • Los autores concluyeron que el clonazepam fue una droga antipánico.
  • En otro estudio efectuado en pacientes con TA resistente al tratamiento farmacológico clásico, la administración de clonazepam resultó en la desaparición de los ataques de pánico espontáneos y de la ansiedad anticipatoria en la mayoría de los casos.

A la hora de tratar a un paciente que presenta un trastorno crónico y recurrente debe considerarse la utilidad de la droga a corto plazo y a largo plazo. De acuerdo con la experiencia clínica de los profesionales del MGH, las benzodiazepinas son eficaces a largo plazo y su administración no se asocia con aparición de taquifilaxia.

  • Este hallazgo fue confirmado en un estudio efectuado en pacientes con TA, tratados con diferentes dosis de clonazepam durante períodos prolongados.
  • Se concluyó que es un agente seguro, eficaz y fácil de administrar, cuya eficacia no disminuye a medida que transcurre el tiempo.
  • De acuerdo con lo antedicho, el tratamiento con clonazepam resulta menos problemático que aquél con alprazolam.

A propósito, se llevó a cabo un estudio sobre la utilidad del cambio de alprazolam por clonazepam en pacientes con TA que presentaban ansiedad interdosis. La mayoría de los sujetos refirió que el reemplazo mencionado fue favorable debido a la disminución de la frecuencia de las dosis y a la ausencia de ansiedad interdosis.

Los autores concluyeron que el alprazolam y el clonazepam resultan adecuados para el tratamiento de los pacientes con TA. No obstante, el empleo de este último no se asociaría con efectos adversos farmacocinéticos y permitiría la administración de menos dosis diarias. Además, se halló que tanto el clonazepam como el alprazolam son significativamente superiores al placebo para el tratamiento de los pacientes con TA.

No se verificaron diferencias relevantes al respecto entre ambas drogas. En estudios anteriores se sugirió que el clonazepam era de utilidad en el tratamiento de los pacientes con trastorno bipolar. Según refiere el autor del presente trabajo, este fármaco podría ser de utilidad para reemplazar a los antipsicóticos empleados en caso de trastorno bipolar y evitar la aparición de disquinesias tardías.

De acuerdo con los resultados de un estudio de revisión, el clonazepam sería útil en pacientes bipolares con antecedentes de tratamiento combinado con litio y antipsicóticos. La eficacia del clonazepam también fue observada en individuos con fobia social. Para evaluar la eficacia del clonazepam y el alprazolam a largo plazo en caso de TA se llevó a cabo un estudio longitudinal, en el que se concluyó que la mayoría de los pacientes continuó el tratamiento luego de 1.5 año sin necesidad de aumentar la dosis.

La evolución desfavorable se relacionó con la duración total del trastorno y la presencia de agorafobia o fobia social. Una de las desventajas de las benzodiazepinas de alta potencia sería la aparición de malestar al interrumpir el tratamiento. Los pacientes con TA presentan una sensibilidad especialmente elevada ante las sensaciones corporales que puede obstaculizar aún más la interrupción del tratamiento con benzodiazepinas.

  1. Según los resultados de un estudio, la terapia cognitivo conductual resulta útil para favorecer la suspensión del tratamiento con clonazepam o alprazolam en pacientes con TA.
  2. En otro ensayo efectuado en pacientes con esta enfermedad se halló que el tratamiento con dosis de 1 a 4 mg/día de clonazepam resulta más beneficioso comparado con la administración de una dosis diaria de 0.5 mg de la droga.
You might be interested:  Porque Cuando Me Agacho Y Me Levanto Me Mareo

Por último, en un trabajo efectuado en pacientes con fobia social se concluyó que la administración de clonazepam o la aplicación de terapia cognitivo conductual resultan en una mejoría clínica significativa. La gravedad sintomática se asoció negativamente con la eficacia del tratamiento y la probabilidad de respuesta no difirió según la terapéutica aplicada.

Los profesionales del MGH evaluaron el tratamiento de los pacientes con TA durante un período aproximado de 20 años. Con el propósito de descubrir nuevas estrategias terapéuticas se llevaron a cabo observaciones clínicas y estudios de seguimiento e investigación terapéutica. El objetivo de dicho trabajo fue hallar nuevas opciones de empleo para las drogas disponibles y generar avances en el campo terapéutico de la psiquiatría.

Especialidad: Bibliografía – Psiquiatría

¿Qué pasa si tomo alprazolam sin necesitarlo?

Riesgos de tomar antidepresivos sin necesitarlos | elmundo.es salud Actualizado martes 06/03/2007 11:36 () PREGUNTA,- Después de seis meses con fiebre constante y variable, agotamiento excesivo sin causa justificable, fallos en la memoria inmediata y la concentración, alternancia de estreñimiento diarrea y otros síntomas.

  • Después de todo tipo de pruebas médicas que dan resultados negativos, parece que podría ser un caso de síndrome de,
  • Para llegar al diagnóstico, debe excluirse una somatización por depresión.
  • He visitado a un psiquiatra y dice que no puede diagnosticar una enfermedad de origen psiquiátrico (no estoy ni he estado deprimida en ningún momento, aunque viví situaciones de estrés algunos meses antes de comenzar la enfermedad), pero que tampoco puede asegurar que no la tenga.

Así, me propone probar con un tratamiento con antidepresivos (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina) por si acaso. ¿Cuáles son los riesgos de tomar este tipo de medicación sin necesitarla? RESPUESTA,- Pues casi ninguno, En principio son los mismos riesgos que tienen las personas depresivas cuando las toman.

  1. En su caso al tratarse de lo normal es que no note nada y los tolere bien e incluso aunque no esté deprimido probablemente se sienta mejor y con más energía.
  2. En muy pocos casos puede darse un incremento de ansiedad, o molestias gástricas (es aconsejable tomarlo en las comidas) o problemas de funcionamiento sexual (que desaparece al dejar de tomarlo).

Lo demás son riesgos/efectos secundarios casi remotos. En cuanto lo que le dice su psiquiatra y por la historia que comenta pienso que lo que le recomienda es correcto para descartar una somatización, Manuel Franco Jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Zamora : Riesgos de tomar antidepresivos sin necesitarlos | elmundo.es salud

¿Qué pasa si dejo de tomar alprazolam de repente?

Dejar de tomar un antidepresivo de forma repentina puede causar síntomas en uno o dos días, como los siguientes: ansiedad. Insomnio o sueños vívidos. Dolores de cabeza.

¿Qué pasa si tomo alprazolam con cerveza?

Otras formas de interacción –

Algunas bebidas alcohólicas, como la cerveza o el vino, tienen una sustancia llamada tiramina, que al mezclarse con medicamentos pueden originar náuseas, vómitos o enrojecimiento facial (flushing). El paracetamol combinado con el alcohol puede aumentar sus efectos tóxicos en el hígado. Algunos medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso, como por ejemplo la benzodiacepinas (alprazolam, diazepem, lorazepam, etc), causan sueño y relajación. Si son ingeridos junto con alcohol pueden disminuir la capacidad de respuesta, provocando accidentes de tránsito o domésticos.

¿Qué hacen los ansiolíticos en el cerebro?

¿Qué efectos tienen los depresores del SNC en el cerebro? – La mayoría de los depresores del SNC actúan aumentando la actividad del ácido gamma-aminobutírico (GABA), una sustancia química que inhibe la actividad cerebral. Esto causa los efectos calmantes y de somnolencia que hacen que el medicamento resulte eficaz para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño.

habla distorsionada poca concentración confusión dolor de cabeza vahídos mareos sequedad en la boca problemas motrices y de memoria disminución de la presión arterial respiración lenta

Si una persona toma depresores del SNC durante mucho tiempo, es posible que necesite dosis mayores para lograr efectos terapéuticos. El consumo continuo también puede llevar a la dependencia y a síntomas de abstinencia cuando se reduce abruptamente la cantidad del medicamento o se deja de tomar por completo.

¿Qué pasa si un día no me tomo el antidepresivo?

Si te la has olvidado de tomar un par de días, seguramente no pasará nada.

¿Cuál es la mejor medicina para dormir?

Algunas personas pueden necesitar medicamentos que les ayuden a dormir por un período corto de tiempo. Pero en el largo plazo, hacer cambios en sus hábitos de estilo de vida y al dormir es el mejor tratamiento para los problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido.

AnsiedadTristeza o depresiónConsumo de alcohol o drogas ilícitas

La mayoría de las pastillas para dormir de venta libre contienen antihistamínicos. Estos medicamentos se utilizan comúnmente para tratar las alergias. Aunque estas ayudas para dormir no son adictivas, su cuerpo se acostumbra a ellas rápidamente. Por lo tanto, es menos probable que le ayuden a conciliar el sueño con el tiempo.

Zolpidem (Ambien)Zaleplon (Sonata)Eszopiclona (Lunesta)Ramelteon (Rozerem)

La mayoría de ellos pueden llegar a crear dependencia. Solo tome estos medicamentos mientras esté bajo el cuidado de un proveedor. Usted probablemente empezará con la dosis más baja posible. Mientras esté tomando estos medicamentos:

Trate de no tomar las pastillas para dormir más de 3 días por semana.No suspenda de repente estos medicamentos. Puede tener síntomas de abstinencia y más problemas para conciliar el sueño.No tome otros medicamentos que puedan provocar que usted resulte aletargado o soñoliento.

Los efectos secundarios de estos medicamentos abarcan:

Sentir somnolencia o mareos durante el díaTener confusión o problemas para recordarProblemas de equilibrioEn raras ocasiones, comportamientos tales como conducir, hacer llamadas telefónicas o comer (todo mientras está dormido)

Antes de tomar píldoras anticonceptivas, cimetidina para la acidez gástrica o medicamentos utilizados para tratar infecciones por hongos, dígale a su proveedor que usted también está tomando pastillas para dormir. Algunos medicamentos para la depresión pueden usarse también en dosis más bajas a la hora de acostarse debido a que le provocan somnolencia.

Confusión o sentir sensación extrema de alegría (euforia)Aumento del nerviosismoProblemas para concentrarse, desempeñarse o conducirAdicción/dependencia de medicamentos para dormirSomnolencia en la mañanaAumento del riesgo de caídas en adultos mayoresProblemas con el pensamiento o la memoria en adultos mayores

Benzodiazepinas; Sedantes; Hipnóticos; Pastillas para dormir; Insomnio – medicamentos; Trastornos del sueño – medicamentos Avidan AY. Sleep and its disorders. In: Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, Newman NJ, eds. Bradley and Daroff’s Neurology in Clinical Practice,8th ed.

  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 101.
  • Bertisch SM, Buysse DJ.
  • Pharmacologic treatment I: therapeutic approaches and implementation.
  • In: Kryger M, Roth T, Goldstein CA, Dement WC, eds.
  • Principles and Practice of Sleep Medicine,7th ed.
  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 98.
  • Edinger JD, Morin CM, Pigeon WR.

Pharmacologic treatment III: sequenced and combined psychologic and pharmacologic treatments for insomnia. In: Kryger M, Roth T, Goldstein CA, Dement WC, eds. Principles and Practice of Sleep Medicine,7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 100. Vaughn BV, Basner RC.

Sleep disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine,26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 377. Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA.

Also reviewed by David C. Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

¿Qué pasa si me tomo 1 mg de alprazolam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario alprazolam cinfa 1 mg comprimidos EFG Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto

  1. Qué es alprazolam cinfa y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar alprazolam cinfa
  3. Cómo tomar alprazolam cinfa
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de alprazolam cinfa
  6. Contenido del envase e información adicional

El principio activo de este medicamento es alprazolam. Pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiazepinas (medicamentos ansiolíticos). Alprazolam se utiliza en adultos para el tratamiento de los síntomas de ansiedad que son graves, incapacitantes o que causan gran angustia al paciente. Este medicamento es solo para uso a corto plazo. No tome alprazolam cinfa

  • Si es alérgico a alprazolam, a las benzodiazepinas o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si padece dificultades respiratorias relacionadas o no con el sueño (apnea del sueño),
  • Si padece una enfermedad llamada miastenia gravis que se caracteriza por debilidad muscular.
  • Si padece alteraciones graves del hígado.

Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar alprazolam cinfa.

  • Si tiene algún problema de pulmón, de riñón o de hígado.
  • Si se ha sentido o se siente tan deprimido que ha tenido pensamientos o ideas de suicidio.
  • Después del uso continuado de alprazolam puede detectarse cierta pérdida de eficacia (tolerancia).
  • Existe el riesgo de desarrollar adicción/dependencia cuando se utiliza alprazolam.
  • Si durante el tratamiento nota síntomas de manía (estado de sobreexcitación, sensación de euforia o hiperirritabilidad) o hipomanía (estado de excitación y actividad exagerada).
  • El tratamiento con benzodiazepinas, entre ellas alprazolam, puede causar dependencia, principalmente tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo.

Para reducir al máximo el riesgo de dependencia deben tenerse en cuenta estas precauciones:

  • La toma de benzodiazepinas se hará sólo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes) y nunca se aconsejarán a otras personas.
  • No aumentar en absoluto las dosis prescritas por el médico, ni prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado.
  • Consultar al médico regularmente para que decida si usted debe continuar con el tratamiento.
  • No combin ar varias benzodiazepinas independientemente de su indicación.
  • Al cesar el tratamiento con alprazolam pueden aparecer síntomas parecidos a los que le llevaron a comenzar el tratamiento con alprazolam (efecto rebote). Para evitar esto se recomienda no interrumpir bruscamente el tratamiento, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico (ver sección 3 “Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa”).
  • El uso de alprazolam junto con medicamentos del tipo opioides, puede provocar sedación profunda, depresión respiratoria, coma y muerte.
  • Las benzodiazepinas pueden ocasionar una pérdida de memoria y reacciones tales como: intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirios, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otros efectos adversos sobre la conducta. En caso de que esto ocurriera, deberá suspender el tratamiento y consultar a su médico.
  • Es muy importante que informe a su médico si tiene antecedentes de consumo de drogas y alcohol.

Otros medicamentos y alprazolam cinfa Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Alprazolam puede interaccionar con otros medicamentos. Comunique a su médico o farmacéutico si está tomando alguno de los medicamentos siguientes:

  • Depresores del sistema nervioso central, ya que pueden potenciar el efecto sedante de alprazolam:
  • Tranquilizantes mayores (antipsicóticos).
  • Inductores del sueño (hipnóticos).
  • Medicamentos usados para tratar la depresión.
  • Medicamentos para el tratamiento de la epilepsia (antiepilépticos).
  • Analgésicos narcóticos y opioides (derivados de la morfina), debido a que pueden aumentar la sensación de euforia, lo que puede llevar a aumentar la dependencia psíquica.
  • Medicamentos usados para el tratamiento de la ansiedad (ansiolíticos/sedantes).
  • Anestésicos.
  • Antihistamínicos (medicamentos para tratar alergias) sedantes.
  • El uso concomitante de alprazolam y opioides (analgésicos potentes, medicamentos para terapia de sustitución (tratamiento de la adicción a opioides) y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, dificultad para respirar (depresión respiratoria), coma y puede ser potencialmente mortal. Debido a esto, el uso concomitante solo debe considerarse cuando otras opciones de tratamiento no son posibles.
  • Sin embargo, si su médico le prescribe alprazolam junto con opioides, la dosis y la duración del tratamiento concomitante deben ser limitadas por su médico.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando y siga de cerca la recomendación de la dosis de su médico. Puede ser útil informar a amigos o familiares para que estén al tanto de los signos y síntomas indicados anteriormente. Póngase en contacto con su médico si experimenta alguno de estos síntomas.
  • Hay unos grupos de medicamentos que por su acción en el organismo (inhibidores del citocromo P450) pueden interaccionar con alprazolam y en algunos casos aumentar su actividad. Algunos de los medicamentos que pueden interaccionar con alprazolam son:
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento de infecciones por hongos como ketoconazol, itraconazol, posaconazol o voriconazol. No se recomienda tomarlos al mismo tiempo que alprazolam.
  • Los siguientes antidepresivos: nefazodona, fluvoxamina y fluoxetina.
  • Protectores gástricos como la cimetidina.
  • Dextropropoxifeno (analgésico narcótico).
  • Anticonceptivos orales.
  • Diltiazem (antihipertensivo).
  • Antibióticos macrólidos como eritromicina, troleandomicina, claritromicina y telitromicina.
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento del SIDA como ritonavir, etc.
  • Digoxina (medicamento utilizado para suprimir o prevenir las alteraciones del ritmo del corazón).

Toma de alprazolam cinfa con alimentos, bebidas y alcohol Durante el tratamiento evite las bebidas alcohólicas. El efecto del alcohol puede potenciar la sedación, y esto puede afectar la capacidad de conducir o utilizar maquinaria (ver sección 2 “Conducción y uso de máquinas”).

Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. No se recomienda utilizar alprazolam durante el embarazo ni tampoco durante la lactancia salvo que, a criterio médico, el beneficio supere el riesgo para el niño.

Si por decisión del médico, se administra alprazolam durante una fase tardía del embarazo o durante el parto, podrán aparecer efectos sobre el recién nacido tales como disminución de la temperatura corporal (hipotermia), disminución del tono muscular (hipotonía) y depresión respiratoria moderada.

  1. Los niños nacidos de madres que toman benzodiazepinas de forma crónica durante el último periodo del embarazo pueden desarrollar dependencia física, pudiendo desencadenarse un síndrome de abstinencia en el periodo postnatal.
  2. Niños y adolescentes (menores de 18 a ños ) Alprazolam no está recomendado en niños y adolescentes menores de 18 años.

Las benzodia z epinas no deben administrarse a los niños a no ser que sea estrictamente necesario y sea prescrito por el médico. No se ha establecido la eficacia y seguridad de alprazolam en menores de 18 años. Pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años) Alprazolam puede afectar más a este grupo de pacientes que a los pacientes jóvenes.

  1. Si usted pertenece a él, su médico puede reducir la dosis y comprobar su respuesta al tratamiento.
  2. Por favor, siga cuidadosamente sus instrucciones (ver sección 3 “Cómo tomar alprazolam cinfa “).
  3. Las benzodiazepinas y productos relacionados deben usarse con precaución en pacientes de edad avanzada, debido al riesgo de sedación y/o debilidad musculoesquelética que puede provocar caídas, a menudo con consecuencias graves en esta población.

Grupos especiales de pacientes Si su hígado o riñones no funcionan bien diríjase a su médico, quien podría aconsejarle que utilice una dosis menor de alprazolam. Si padece trastornos respiratorios, póngalo en conocimiento de su médico. Conducción y uso de máquinas Alprazolam puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir su atención o disminuir su capacidad de reacción.

  • La aparición de estos efectos es más probable al inicio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis.
  • No conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos.
  • Estos efectos pueden potenciarse si simultáneamente se consume alcohol.
  • Alprazolam cinfa contiene lactosa Este medicamento contiene lactosa.

Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. alprazolam cinfa contiene benzoato sódico Este medicamento contiene 0,224 mg de benzoato sódico en cada comprimido. alprazolam cinfa contiene sodio Este medicamento contiene menos de 1 mmol de sodio (23 mg) por comprimido; esto es, esencialmente “exento de sodio”.

  1. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico.
  2. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.
  3. Trague el comprimido o su parte sin masticar con ayuda de agua u otra bebida no alcohólica.
  4. Si es necesario, y así se lo indica su médico o farmacéutico puede partir el comprimido por la ranura.

El comprimido se puede partir en dosis iguales. Su médico le prescribirá la presentación de alprazolam más adecuada según la dosis que usted necesite. Las dosis recomendadas son las siguientes: La dosis inicial es de 0,25 mg a 0,5 mg de alprazolam tres veces al día.

  • La dosis recomendada oscila entre 0,5 mg hasta un máximo de 4 mg al día, repartidos en 2 o 3 tomas.
  • En pacientes de edad avanzada con insuficiencia respiratoria crónica, alteración del hígado o riñón la dosis recomendada inicialmente es de 0,25 mg de alprazolam 2 o 3 veces al día siendo la cantidad de alprazolam ingerida al día de 0,5 mg a 0,75 mg en dosis divididas, pudiendo ser aumentada de manera gradual siempre que sea necesario y bien tolerado.

Cada dosis individual no debe rebasar los límites indicados y la dosis diaria total tampoco, a menos que su médico se lo indique expresamente. Duración y supresión del tratamiento: La duración máxima del tratamiento no debe ser superior a 2-4 semanas.

  • No se recomienda el tratamiento a largo plazo.
  • Si su médico considera que en su caso es necesario prolongar el tratamiento, lo hará durante períodos limitados y le hará un seguimiento frecuente de su situación.
  • Nunca debe interrumpir el tratamiento de forma brusca.
  • Su médico le indicará la duración del mismo dependiendo de la evolución de su enfermedad y le explicará cómo debe disminuir progresivamente la dosis hasta finalizar su tratamiento.

Si estima que la acción de este medicamento es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Si toma más alprazolam cinfa del que debe Si usted ha tomado más alprazolam del que debe, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o acuda al hospital más próximo llevando este prospecto.

  1. La sobredosis con benzodiazepinas se manifiesta generalmente por distintos grados de depresión del sistema nervioso central, que pueden ir desde somnolencia hasta coma.
  2. Los síntomas incluyen somnolencia (adormecimiento), trastornos del habla (disartria), alteraciones de la coordinación, confusión, letargia (estado de somnolencia profunda y prolongada), disminución del tono muscular (hipotonía), descenso de la tensión arterial, depresión respiratoria, raramente coma y muy raramente muerte.

Las secuelas serias son raras, a menos que alprazolam se tome junto con otros fármacos o alcohol. En caso de sobredosis o ingestión accidental consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

  • Si olvidó tomar alprazolam cinfa No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
  • Si la toma olvidada es reciente tome su dosis inmediatamente y si no, espere a la siguiente dosis, sin tomar una dosis doble para compensar.
  • Si interrumpe el tratamiento con alprazolam cinfa El tratamiento con alprazolam puede producir dependencia, por ello al interrumpir la administración de alprazolam de forma brusca pueden aparecer síntomas de retirada.

Los síntomas de retirada que se pueden presentar son: dolor de cabeza, dolores musculares, ansiedad, tensión, intranquilidad, confusión, irritabilidad, estado general de disgusto (disforia), insomnio, intolerancia a la luz, a los sonidos y al contacto físico, hormigueos y calambres en las extremidades y en el abdomen, vómitos, sudoración, temblor, despersonalización, alucinaciones y convulsiones.

En caso de que esto ocurriera, deberá consultar inmediatamente a su médico. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Los efectos adversos que pueden aparecer durante el tratamiento con alprazolam ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada o tras una reducción de dosis. Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

  • Depresión.
  • Sedación, somnolencia, trastorno de la coordinación (ataxia), alteración de la memoria, dificultad para articular palabras (disartria), mareo, dolor de cabeza.
  • Estreñimiento, boca seca.
  • Fatiga, irritabilidad.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Sensación de confusión, desorientación, alteración del deseo sexual (libido), ansiedad, dificultad para dormir (insomnio), nerviosismo.
  • Coordinación anormal, alteración del equilibrio, dificultad para concentrarse, sueño excesivo (hipersomnia), estado de somnolencia profunda y prolongada (letargia), temblor.
  • Náuseas, disminución del apetito.
  • Visión borrosa.
  • Dermatitis.
  • Disfunción sexual.
  • Cambios de peso.

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Trastornos mentales y del comportamiento (manía), alucinaciones, reacciones de ira, agitación, dependencia.
  • Pérdida de memoria (amnesia).
  • Pérdida de fuerza en los músculos.
  • Incapacidad para retener la orina en la vejiga (incontinencia urinaria).
  • Menstruación irregular.
  • Síntomas de abstinencia.

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):

  • Aumento de los niveles de prolactina en la sangre (hormona encargada de estimular y mantener la lactancia después del parto).
  • Trastornos mentales y del comportamiento (hipomanía), agresividad, hostilidad, pensamiento anormal, hiperactividad psicomotora, abuso de drogas.
  • Desequilibrio del sistema nervioso autónomo, contracciones involuntarias de los músculos (distonía).
  • Trastorno gastrointestinal, hepatitis, alteración de la función del hígado, coloración amarillenta de la piel y del blanco de los ojos (ictericia).
  • Edema periférico.
  • Angioedema (hinchazón bajo la superficie de la piel).
  • Fotosensibilidad (respuesta exagerada a la luz).
  • Retención de orina en la vejiga.
  • Presión intraocular elevada.

Con el uso de las benzodiazepinas pueden aparecer:

  • Somnolencia, falta de reacción ante estímulos emocionales (embotamiento afectivo), reducción del estado de alerta, confusión, fatiga, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, ataxia o visión doble. Estos fenómenos ocurren predominantemente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen con la administración continuada. Pueden ocurrir ocasionalmente alteraciones gastrointestinales, cambios en el deseo sexual o reacciones en la piel.
  • Puede desarrollarse una pérdida de memoria (amnesia) que puede asociarse a conductas inadecuadas.
  • La utilización de benzodiazepinas puede desenmascarar una depresión ya existente.
  • Al utilizar benzodiazepinas o compuestos similares pueden aparecer reacciones tales como intranquilidad, agitación, irritabilidad, agresividad, delirio, ataques de ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inadecuado y otras alteraciones de la conducta. Dichas reacciones pueden ser graves y aparecen más frecuentemente en niños y pacientes de edad avanzada.
  • La administración del producto (incluso a dosis habituales) puede conducir al desarrollo de dependencia física. La interrupción del tratamiento puede conducir al desarrollo de fenómenos de retirada o rebote. Puede producirse dependencia psíquica. Se han comunicado casos de abuso.

Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaram.es.

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. No conservar a temperatura superior a 30ºC. Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda, pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de alprazolam cinfa

  • El principio activo es alprazolam. Cada comprimido contiene 1 mg de alprazolam.
  • Los demás componentes son: lactosa monohidrato, celulosa microcristalina, carboximetilalmidón sódico (tipo A) (procedente de la patata), almidón de maíz, povidona, estearato magnésico, sílice coloidal anhidra, docusato sódico, benzoato sódico (E-211), óxido de aluminio hidratado e indigotina (E-132).

Aspecto del producto y contenido del envase Comprimidos de color azul celeste, cilíndricos, biconvexos, ranurados por una cara y marcados con el código “A1C” por la otra cara. Se presenta en blísteres de PVC-PVDC/ALU. Cada envase contiene 30 comprimidos.

Otras presentaciones: alprazolam cinfa 0,25 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos. alprazolam cinfa 0,5 mg comprimidos EFG, envase con 30 comprimidos. alprazolam cinfa 2 mg comprimidos EFG, envase con 30 y 50 comprimidos. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Laboratorios Cinfa, S.A.

Carretera Olaz-Chipi, 10. Polígono Industrial Areta 31620 Huarte (Navarra) – España Fecha de la última revisión de este prospecto : Junio 2022 La información detallada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/ Puede acceder a información detallada y actualizada sobre este medicamento escaneando con su teléfono móvil (smartphone) el código QR incluido en prospecto y cartonaje.